Lina Gálvez destaca en Olive Bioteq que “tres de cada cuatro euros exportados por España” proceden del aceite de oliva producido en la comunidad. El sector del olilvar cuenta con un importante valor con origen en la investigación, desde el cultivo hasta la comercialización.

Un total de 140 grupos de investigación realizan en Andalucía avances en materia agroalimentaria y seis de las nueve universidades públicas de la comunidad se encuentran en la élite en este campo según el ranking de Shanghai, tal y como ha explicado la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez, en Olive Bioteq 2018, la Conferencia Internacional del Olivar celebrado en Sevilla.

Gálvez ha aclarado que “innovar es también dar nuevas respuestas a problemas de siempre” y en la industria del olivar, ha añadido, “se ha investigado mucho, tanto por parte del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), como por parte de las universidades andaluzas”. “Existe una gran transferencia de conocimiento desde los centros de investigación a la agroindustria y el olivar en general” y eso ha permitido, a su juicio, que “en el caso de la producción y la venta al exterior, gran parte del valor añadido se quede ya en Andalucía, algo que antes no se daba por esa ausencia de innovación”.

La titular de Conocimiento ha destacado que “aunque este sector mantenga una imagen muy tradicional, con el cultivo de la tierra, el vareo o las almazaras como principales exponentes; lo cierto es que el olivo y el aceite tienen detrás una inmensa labor del I+D”. Además, ha señalado que “el aceite de oliva andaluz cuenta con un importante valor añadido que tiene su origen en la investigación”.

La investigación sobre el aceite de oliva, desde el cultivo hasta su comercialización cuenta con centros de referencia como el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3), liderado por la Universidad de Córdoba. Entre sus últimos avances está una cosechadora, que optimiza el proceso de recogida o el impacto de los compuestos volátiles del aceite de oliva en la salud intestinal. También destaca el Instituto de la Grasa (CSIC), el cual tiene entre sus prioridades el sector del aceite de oliva y la aceituna de mesa. Es miembro del consorcio europeo OLEUM para encontrar nuevos métodos analíticos que mejoren la detección del fraude en el aceite de oliva como su mezcla con otros aceites.

Otro pilar lo constituye el proyecto Innolivar, liderado por al Universidad de Córdoba. Se trata de una iniciativa de compra pública de innovación, donde se trabaja con las empresas del sector para obtener productos y servicios innovadores dentro de los ámbitos de la mecanización, medio ambiente y biotecnología, la industria y la trazabilidad. También el Centro de estudios avanzados en olivar y aceite de oliva, de la Universidad de Jaén y ubicado en el parque tecnológico GEOLIT, que reúne y fomenta la actividad de los grupos de I+D de la universidad en torno al aceite de oliva. De hecho, esta institución docente cuenta con una línea específica de máster en Olivar y aceite de oliva, así como un programa de doctorado en Aceites de oliva.

Andalucía vendió al exterior el pasado ejercicio 2.961 millones de euros en aceite de oliva, lo que implica que la comunidad generó con esta producción tres de cada cuatro euros exportados a nivel nacional. En este capítulo, las exportaciones crecieron en la región un 16,8% con respecto a 2016 y doblaron los resultados en solo cinco años.

Esa comercialización exterior tiene como principales destinos Italia, EEUU, Portugal y Francia. Estos mercados concentran el 66% de la exportación andaluza de aceite de oliva, cuya provincia principal de origen es Sevilla, con el 45% del volumen total.

Olive Bioteq 2018

Olive Bioteq 2018 celebró su sexta edición entre el 15 y el 19 de octubre en Sevilla y reúnió a unos 250 especialistas en la investigación y la industria relacionada con el olivo y sus productos. A través de conferencias y exhibiciones, catas y mostradores se abordaron asuntos concernientes a la cosecha del olivo y sus productos desde la óptica científica, tecnológica, industrial y comercial. Este evento, organizado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través del Instituto de recursos naturales y agrobiología y el de la Grasa; combina la difusión de las contribuciones científicas a la olivicultura con la exhibición de expositores, que mostrarán sus productos y servicios relacionados con las aceitunas de mesa y el aceite de oliva.

Las temáticas que se trataron fueron la reproducción y propagación; biología reproductiva y molecular, genómica y biotecnología; economía de la cosecha de olivo y marketing de productos del olivar; calidad, autenticidad, tecnología y subproductos del aceite de oliva y la aceituna de mesa o la nutrición y salud.