La distribución de productos de gran consumo afronta un año de grandes novedades desde el punto de vista de gestión empresarial, éstas estarán destinadas a profundizar en cuestiones relacionadas con la sostenibilidad y la Responsabilidad Social Corporativa, entre otras. ASEDAS cuenta las claves del nuevo año.

Desde ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, que agrupa casi el 70% de la distribución alimentaria, hemos seleccionado las claves que marcarán el año 2018 y que permitirán a la distribución de proximidad seguir estando a la cabeza en el servicio a consumidor.

Responsabilidad Social Corporativa. La reciente aprobación del Real Decreto-ley 18/2017, de 24 de noviembre por el que se modifican el Código de Comercio, la Ley de Sociedad de Capital y la Ley de Auditoría de Cuentas, fortalece el esfuerzo de transparencia que hará aflorar las múltiples acciones de RSC que llevan a cabo las empresas del sector. Desde ASEDAS concebimos la RSC desde un enfoque económico, social y medioambiental que traslada los efectos de nuestra actividad económica hacia la sociedad.

Triple Sostenibilidad y Economía Circular. La previsión es que la inversión destinada a acciones enfocadas a mejorar la eficiencia energética, así como la reutilización de recursos, se incremente.

Movilidad y Proximidad. La previsión es el que el comercio electrónico en alimentación siga creciendo, aunque a un ritmo menor que otros sectores: la cercanía y servicio en tienda se mantienen como valores fundamentales para los consumidores. En todo caso, el supermercado de proximidad se prepara para hacer compatible este crecimiento del e-commerce con políticas de movilidad urbana que usen energías limpias y gestión avanzada de entregas.

Empleo. La distribución con base alimentaria es un sector muy activo en creación de empleo –las empresas de ASEDAS registraron en 2016 un incremento de sus plantillas de entre 300 y 1.000 empleados por enseña-. La gran novedad es la búsqueda de nuevos perfiles relacionados con la innovación tecnológica y la transformación digital.

Plan Nacional de Reformulación de Alimentos 2020. Bajo el liderazgo de la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) y con participación de la distribución y la industria alimentaria, el Plan contempla la reformulación paulatina en la composición de alimentos preparados para servir al consumidor una alimentación todavía más saludable.

“El año 2018 va a ser apasionante porque se afianzarán las bases de muchos procesos que definirán no solo la distribución de productos de gran consumo sino también de la sociedad del futuro. Las empresas de ASEDAS llevan tiempo trabajando en conceptos como eficiencia energética, triple sostenibilidad o responsabilidad social pero vamos a profundizar más en ellos con el gran objetivo de seguir ofreciendo al consumidor la mejor alimentación a un precio competitivo”, dijo Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS.