Las exportaciones españolas de mercancías subieron un 3,8% en el periodo enero-julio respecto al mismo periodo del año anterior, situándose en 169.271 millones de euros. Todos los sectores experimentaron crecimiento menos el de Alimentación, bebidas y tabaco que representa un 16,2% del total y retrocedió un 0,2% interanual.

Las importaciones aumentaron un 6,2% hasta 187.104 millones. Como resultado, el déficit comercial de los siete primeros meses del año alcanzó 17.833 millones de euros, un 35,2% superior que el registrado en el mismo periodo de 2017.

La tasa de cobertura -exportaciones sobre importaciones- se situó en 90,5% (92,5% en enero-julio de 2017). En términos de volumen, las exportaciones ascendieron un 1,0%, ya que los precios, aproximados por los Índices de Valor Unitario, aumentaron un 2,8%; y las importaciones crecieron un 2,7%, pues los precios subieron un 3,4%.

El saldo no energético arrojó un déficit de 3.362 millones de euros, frente al superávit de 88 millones de euros del acumulado hasta julio de 2017. Por su parte, el déficit energético aumentó un 9,0%, hasta los 14.471 millones de euros (déficit de 13.275 millones en enero-julio de 2017).

El crecimiento de las exportaciones españolas entre enero y julio (3,8%) se sitúa ligeramente por debajo del registrado en el conjunto de la zona euro y la Unión Europea (4,9% interanual en ambos casos). Aumentaron en mayor cuantía las exportaciones de Alemania (4,5%), Francia (4,6%), Italia (4,2%) y Reino Unido (4,7%). También se incrementaron las ventas exteriores de EEUU (9,6% interanual), China (12,6%) y Japón (5,9%).

Todos los sectores experimentaron crecimientos en sus exportaciones excepto el sector de alimentación, bebidas y tabaco, que representa un 16,2% del total y retrocedió un 0,2% interanual. Los bienes de equipo (19,7% del total) se incrementaron un 1,6%; el sector del automóvil (16,7% del total) aumentó un 2,0% y los productos químicos (14,3% del total) crecieron un 4,2%.

Por su lado, las importaciones también se incrementaron en todos los sectores excepto en manufacturas de consumo (11,0% del total) que disminuyeron un 0,5% interanual. Así, las importaciones de bienes de equipo (20,7% del total) se incrementaron un 3,1%; las de productos químicos (15,3% del total) aumentaron un 7,5%; las de productos energéticos (14,3% del total) crecieron un 12,2% interanual; y las del sector automóvil (13,5% del total) subieron un 7,2%.

Las comunidades autónomas con mayores crecimientos en sus exportaciones fueron la Comunidad Foral de Navarra (11,4%), el País Vasco (10,5%) y Galicia (9,9%). En cambio, los mayores descensos se dieron en el Principado de Asturias (-6,4%), la Comunidad de Madrid (-3,4%) y Aragón (-3,0%).

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (66,1% del total) aumentaron un 3,7% en los siete primeros meses del año. Las ventas a la zona euro (51,9% del total) se incrementaron en mayor cuantía, un 3,9%, y las destinadas al resto de la Unión Europea (14,2% del total), subieron un 3,0%.

El aumento fue aún mayor en las ventas a terceros destinos (33,9% del total), que crecieron un 4,1% en este periodo, con incrementos de las exportaciones a todas las grandes categorías de zonas: Oceanía (13,1%), África (5,0%), América del Norte (2,5%), América Latina (2,2%), Oriente Medio (1,1%) y Asia excluido Oriente Medio (0,3%). Por países destacan los aumentos de ventas a Argentina (31,0%), Argelia (21,7%), Egipto (20,7%), Indonesia (20,5%), Australia (20,4%), Arabia Saudí (8,6%), Marruecos (7,8%), Chile (6,1%) y Estados Unidos (3,9%), mientras que retrocedieron las exportaciones a Emiratos Árabes Unidos (-18,3%), Perú (-16,0%), Hong-Kong (-11,4%), Nigeria (-11,0%), Canadá (-7,7%), Taiwán (-7,2%) y Sudáfrica (-5,5%).