Coincidiendo con el aniversario de la aprobación de la Ley de Seguros Agrarios Combinados, que es coetánea a la Constitución Española el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación edita la publicación 40 años del Sistema Español de Seguros Agrarios.

Hoy, 28 de diciembre, se cumplen cuarenta años de la aprobación de la Ley 87/1978 de Seguros Agrarios Combinados, la primera ley del ámbito agroalimentario tras la promulgación de la Constitución Española, que continúa vigente 40 años después. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, ha editado la publicación 40 años del Sistema Español de Seguros Agrarios, al cumplirse el aniversario de la aprobación de la Ley de Seguros Agrarios Combinados, que es coetánea a la Constitución Española.

En esta publicación se explica el funcionamiento de este Sistema, su estructura, así como las funciones que desempeñan cada uno de los actores que lo componen. Además se exponen las diferentes modalidades de seguros que existen, junto con los riesgos asegurables.También incluye un apartado dedicado a sus cuatro décadas de historia, en el que puede apreciarse la evolución del seguro en cuanto a producciones y riesgos garantizados, hasta llegar a cubrir en la actualidad la práctica totalidad de las producciones agrarias. Así, mientras que el primer Plan de Seguros Agrarios Combinados, aprobado en mayo de 1980, contaba con solo cinco líneas para las producciones de cereales, cítricos, uva de vino, tabaco y manzana, en 2019 el número de líneas del seguro es de cuarenta y cuatro.

Durante los cinco primeros años de vida del Sistema de Seguros Agrarios, el capital asegurado se situaba en el entorno de los 1.800 millones de euros, mientras que en el año 2018 se estima que se sitúe en el entorno de los 14.000 millones de euros, lo que significa que se habrá multiplicado por casi ocho en los cuarenta años de vida del seguro agrario.

Respecto a las perspectivas de futuro, también se indican algunos de los principales retos a los que se enfrentará el Sistema como son el cambio climático y la universalización de la protección del sector agrario a través de la contratación. El seguro agrario está considerado como una herramienta de adaptación al cambio climático, que contribuye a la viabilidad económica y al aumento de la resiliencia de las explotaciones agrarias.

La revisión y el perfeccionamiento de los seguros vigentes constituyen las principales vías de trabajo en la actualidad, para adaptar esta herramienta de gestión de riesgos a la realidad productiva de nuestras explotaciones, contribuyendo a garantizar su rentabilidad, estabilidad y fortaleza para afrontar los retos del futuro. Desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se continuará trabajando en esta mejora del Sistema, en colaboración con todos los agentes implicados.