En la finca Abadía Retuerta, se ha puesto en marcha la Operación Polinizador, un programa internacional cuyo objetivo radica en preservar y mejorar la biodiversidad en el entorno agrario a través del establecimiento de hábitats específicos para insectos polinizadores en los márgenes de los cultivos que permitan crear refugios naturales para los polinizadores y fomentar la presencia de otros artrópodos útiles como depredadores y parasitoides.

El estudio concluye que en Abadía de Retuerta se practica una agricultura completamente respetuosa con el entorno, algo que permite el progreso y subsistencia del hombre a la vez que la conservación de las especies.

Los márgenes de los cultivos juegan un papel crucial para la protección del suelo y del agua, así como para el aumento de la biodiversidad. Con su establecimiento se mantienen áreas sin cultivo como zonas de compensación ecológica y se recuperan de los márgenes o linderos que poco a poco han ido desapareciendo en la agricultura actual.

El resultado del estudio de biodiversidad de los “márgenes cultivados” en el interior de los viñedos de Abadía Retuerta concluye que en la citada finca se localizan más de 145 especies de insectos (122 polinizadores y 31 depredadores de posibles plagas). Además, destaca la localización de 9 especies de insectos endémicos ibéricos como las mariposas polinizadoras Aricia camera, Lycaena phlaeas lusitanica, Brintesia circe hispanica y Colias alfacariensis; así como 3 especies de abeja solitaria de gran potencial polinizador, un coleóptero o escarabajo florícolas y una mariquita depredadora de pulgones.