El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha coordinado el pago, por parte de las Comunidades Autónomas, de las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) que se inició el pasado 16 de octubre, tras realizar los oportunos controles, y que ha permitido que ya se hayan abonado casi 4.000 millones de euros del total de los 4.936 millones de euros que alcanzarán las ayudas directas en la campaña 2018.

Esta cantidad supera el 80% del total de pagos directos correspondiente a la campaña 2018, y supone una importante inyección de fondos en el sector en los primeros meses del periodo de pagos.

Los pagos directos de la PAC constituyen más del 90% de los pagos totales anuales del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y constituyen una garantía de renta para los 717.591 agricultores que han presentado este año 2018 su solicitud de ayuda.

La distribución de la cifra global por regímenes de ayuda es la que aparece en la tabla 1.

 

 

 

 

 

A partir del 1 de diciembre se autorizó el abono del 95 % del Régimen de Pago Básico, del Pago para Prácticas Agrícolas Beneficiosas para el Clima y el Medio Ambiente (“pago verde”) y del Pago para Jóvenes Agricultores. Una vez que se lleve a cabo la asignación de derechos procedentes de la Reserva Nacional de Pago Básico, en el primer trimestre de 2019, podrá autorizarse el abono del 5% restante, cuyo plazo para hacerlo efectivo concluye el 30 de junio de 2019.

En esta campaña 2018, los jóvenes agricultores han visto incrementada de manera muy importante la ayuda en concepto de pago complementario para jóvenes agricultores, habiendo recibido ya, a fecha actual, un total de 36 millones de euros. La cifra duplica ya el importe percibido en la campaña 2017 debido a que España decidió, en aplicación del Reglamento Omnibus, duplicar el montante a conceder de forma individual para esta ayuda.

En la tabla 2 aparece la distribución por Comunidades Autónomas de los pagos de las ayudas directas realizados a 31 de diciembre. Cada autonomía establece su propio calendario de pagos, que a su vez depende de la planificación y ejecución de los controles que debe llevar a cabo, para verificar los requisitos de admisibilidad de las ayudas en la totalidad de los expedientes.