La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de Murcia garantiza el uso seguro de los productos fitosanitarios en la Región, dado que fue pionera en implantar como obligatorias una serie de normas 15 años antes de la publicación de la directiva europea 1009/128 sobre el uso sostenible de los productos fitosanitarios.Desde 1994 la Consejería ha formado a través de sus centros integrados de formación y experiencias agrarias (CIFEA) a más de 27.000 agricultores en la aplicación de productos fitosanitarios, uso y calibración de la maquinaria, gestión integrada de plagas y medidas de seguridad, con un grado de implantación que supera el 95%.

Además, todas las actuaciones deben ser comprobadas por un responsable de aplicación, con carnet de manipulador de nivel cualificado, o un asesor en gestión integrada de plagas con titulación universitaria. En la actualidad figuran más de 1.000 técnicos inscritos en el registro creado por el Ministerio, lo que supone más del 90% de los técnicos colegiados. Estas cifras sitúan a la Región como comunidad autónoma pionera en la capacitación para el manejo seguro de los plaguicidas.

A la formación de los técnicos y trabajadores se suma la revisión y mantenimiento de la maquinaria dedicada a los tratamientos.  Murcia fue la primera Comunidad en elaborar una norma con rango de decreto que establece un programa de revisión obligatoria de la maquinaria y la autorización de centros de inspección donde los agricultores deben revisar sus equipos cada 5 años. Ya hay 15 estaciones de inspección que hasta la fecha han examinado más de 2.000 máquinas, con resultados favorables.

Más del 75 % de la superficie agrícola de la Región (200.000 hectáreas y 16.000 agricultores) tienen implantados sistemas de gestión integrada de plagas para el control fitosanitario de los cultivos, donde se prioriza y compatibiliza el uso de los sistemas de control no químicos, con una alta implantación del control biológico, lo que demuestra el grado de concienciación de los productores de la Región por respetar el medio ambiente, la salud de los trabajadores y los consumidores. El 98 % de las muestras de vegetales producidos en la Región de Murcia cumplen la estricta legislación europea en materia de residuos de plaguicidas.

Las tres auditorías realizadas en la Región de Murcia por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) han demostrado que los agricultores murcianos hacen un uso sostenible de los productos fitosanitarios, según el gobierno murciano.