Una estimación provisional sitúa entre 6.000 y 7.000 hectáreas la superficie dañada. La parte positiva es que en la comarca de Utiel-Requena presentan un elevado índice de cobertura, con más de 28.000 hectáreas aseguradas. Los niveles de afección en las parcelas de viñedo se sitúan entre el 20% y el 40% de la producción, aunque en algunas zonas concretas esos porcentajes son considerablemente más elevados.

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana se ha puesto en contacto con Agroseguro para que agilice al máximo tanto las peritaciones como el pago de la indemnización por el episodio de pedrisco que se registró el pasado domingo 7 de julio en determinadas zonas de la comarca de Utiel-Requena.

Así lo ha confirmado el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, después de visitar algunas de las parcelas de uva de vinificación afectadas por la piedra y mantener una reunión en el ayuntamiento de Requena con representantes de las organizaciones agrarias, las cooperativas, del municipio y de la comarca.

Tras la inspección sobre el terreno, y aún a falta de una valoración definitiva, Rodríguez Mulero considera que la superficie que ha sufrido daños a causa de la granizada oscila entre 6.000 y 7.000 hectáreas, la inmensa mayoría de las cuales son de viñedos, si bien también se detectan desperfectos en unas 500 hectáreas de cereal en el término de Camporrobles. En mucha menor medida y proporción han resultado dañadas explotaciones de almendro y olivar.

Los niveles de afección en las parcelas de viñedo se sitúan entre el 20% y el 40% de la producción, aunque en algunas zonas concretas esos porcentajes son considerablemente más elevados.

El aspecto más favorable es el alto grado de aseguramiento que presentan los cultivos de la comarca de Utiel-Requena, más de 28.000 hectáreas, de tal manera que, a la vista de los partes de siniestro que se van tramitando, una cantidad significativa de la cosecha que ha sufrido estos daños por pedrisco se encuentra cubierta por el seguro.

En este sentido, la Conselleria de Agricultura ha logrado el compromiso de Agroseguro para que envíe una brigada de 25 técnicos a peritar los daños con la mayor celeridad. La Generalitat Valenciana aporta cada año ayudas por valor de 25 millones de euros para favorecer la contratación del seguro por parte de los agricultores.

Asimismo, la Conselleria facilitará soporte técnico a los afectados con el objeto de que puedan llevar a cabo de la manera más eficaz posible los tratamientos con productos fungicidas, a fin de evitar la aparición de hongos en el cultivo.

Según AVA-ASAJA la tormenta ha abarcado a las zonas de Utiel, Requena, San Antonio de Requena y en menor medida a Venta del Moro y Caudete de las Fuentes. Otras zonas que también han sido golpeadas por la piedra, pero sin registrar daños tan acusados, son Torrent, Llíria, Manises, Meliana, Montroi y Monserrat. Por cultivos, la viña ha sido la que se ha llevado la peor parte con aproximadamente 13.500 hectáreas afectadas, mientras que en almendra se sitúan en 3.100 y en olivar 1.700 hectáreas.

Por lo que se refiere a las pérdidas económicas por cultivos, en viñedo ascienden a 13,5 millones, en olivar a 4 millones y en almendro a 1,6 millones, de acuerdo con esa primera estimación de AVA-ASAJA. Los Cojos y Los Isidros son las zonas que más han sufrido este episodio de pedrisco con parcelas con un grado de afección de hasta un 90%, mientras que desde Requena a San Antonio los daños oscilan entre el 40 y el 50%, principalmente en el cultivo de la viña. Lamentablemente, los daños en la vid se han producido en un momento fenológico muy complicado para el cultivo y en los próximos días podrían agravarse