El Grupo de trabajo para África rural presentó el 7 de marzo su informe final, una agenda agroalimentaria y rural para la nueva “Alianza África-Europa para la Inversión y el Empleo Sostenibles” presentada por el presidente Jean-Claude Juncker en el Estado de la Unión de 2018.De acuerdo con las recomendaciones de este grupo de expertos africanos y europeos, África y la UE deberían desarrollar una asociación que funcione en tres niveles: personas a personas, empresas a empresas y gobierno a gobierno. Instituiría un diálogo de múltiples partes interesadas a todos los niveles, comenzando localmente, y permitiría una conexión más estrecha entre las sociedades, las comunidades empresariales y los gobiernos de África y Europa.

El Comisionado de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, manifestó que “la política de agricultura y desarrollo rural está liderando el camino en la cooperación política entre la UE y África. El Grupo de Trabajo en África Rural está en el centro de este trabajo: sus recomendaciones exploran formas de impulsar la inversión pública y privada, para intercambiar las mejores prácticas y compartir conocimientos, y para profundizar la cooperación en materia de políticas en todos los ámbitos “.

A su vez, el comisionado internacional para el desarrollo y la cooperación, Neven Mimica, dijo “este es un día muy importante para la Alianza África-Europa. Hoy hemos visto cómo el arduo trabajo del Grupo de trabajo sobre África rural culminó en recomendaciones concretas. Ahora nos toca a nosotros “juntos, avancen estas valiosas recomendaciones y diseñen soluciones que puedan ofrecer lo que todos queremos: una transformación rural positiva y un sector agrícola y agroalimentario inclusivo y sostenible”.

Por su parte, el Comisionado para la economía rural y la agricultura de la Unión Africana (UA), Josefa Sacko, comentó “El informe del Grupo de trabajo reconoce la nueva realidad de África y Europa como socios globales en pie de igualdad. Demuestra que los agricultores y la industria alimentaria deben trabajar mano a mano para “asuma las nuevas oportunidades que ofrecerá el Área de Libre Comercio Continental de África y también, construirá los mercados regionales necesarios para la seguridad alimentaria a largo plazo de África”.

Lanzado en mayo de 2018 por la Comisión Europea, el Grupo de trabajo se creó para brindar asesoramiento sobre el fortalecimiento de la asociación África-Europa en la alimentación y la agricultura. La Comisión Europea garantizará el seguimiento y la implementación de varias acciones recomendadas por este grupo de expertos para apoyar el desarrollo del sector agroalimentario africano y la economía rural.

Sobre la base de algunas de las recomendaciones a corto plazo hechas por el Grupo de trabajo, la Comisión Europea comenzará a implementar los siguientes proyectos:

Programas de hermanamiento e intercambio entre organismos agrícolas africanos y europeos: la Comisión acaba de lanzar una iniciativa de formación profesional y formación piloto con África de 5 millones de euros. Se pondrán a disposición fondos adicionales del presupuesto de la UE para otros programas de hermanamiento para organizaciones de mujeres rurales, organizaciones de agricultores y cooperativas, empresas y entidades públicas con sus pares.

Plataforma de agronegocios de la UA-UE: reconociendo el papel clave que puede desempeñar el sector privado para la transformación estructural en África, la Comisión propone establecer una plataforma para vincular las empresas europeas y africanas. Se espera que esta plataforma ayude a identificar los desafíos y oportunidades para la inversión privada y el comercio entre los dos continentes.

Centros de innovación: para apoyar a los agripreneurs y al sector agroalimentario de África, se pueden establecer o fortalecer centros de innovación con el objetivo de aplicar conocimientos prácticos. Estos centros reunirían la investigación nacional, los sistemas de educación superior, los agricultores, sus organizaciones y el sector privado para facilitar, entre otros, la innovación digital y el desarrollo de habilidades.

El informe entregado el pasado 8 de marzo es un hito en el proceso hacia una mayor cooperación entre la UE y África en el sector agroalimentario, identificando cuatro áreas estratégicas de acción a medio y largo plazo: creación de empleo, acción climática, transformación sostenible de la agricultura africana y desarrollo de la industria alimentaria y de los mercados africanos.