Sánchez Haro insta al Gobierno central a «pelear» por no perder ni un euro ante el impacto que tendrá en la despoblación, el relevo generacional y la sostenibilidad. Por su parte Asaja califica de inaceptable el recorte del presupuesto agrario propuesto por la Comisión Europea.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha recibido la propuesta de reglamento sobre el marco financiero plurianual 2021-2027 presentada por la Comisión Europea (CE) como una «mala noticia» para España y para Andalucía. Según ha valorado, «no es aceptable que en un contexto de aumento del presupuesto comunitario se reduzcan en un 5% las partidas del primer pilar de la Política Agrícola Común (PAC) y en un 12% las del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader)». Con este recorte, «la UE viene a señalar a la PAC como una política europea en regresión, cuando en realidad debe ser lo contrario, pues ha demostrado su eficiencia y valor añadido». El responsable autonómico ha instado al Gobierno central, en consecuencia, a «pelear en el proceso de negociación y a llegar a acuerdos» para que «no se pierda ni un euro», porque, «de lo contrario, el daño a nuestro medio rural será irreparable».

Sánchez Haro ha hecho, ante el peligro de esta merma, un llamamiento a todos los agentes políticos, sociales y económicos, «a la sociedad andaluza en general», para luchar «juntos» por el mantenimiento del marco presupuestario actual. El consejero ha aducido que «necesitamos, y desde Andalucía lo vamos a reivindicar, una PAC fuerte que nos permita fijar la población al territorio, impulsar el relevo generacional y trabajar aspectos ambientales de la misma manera que lo venimos haciendo en los últimos años». A su juicio, por tanto, es «vital» que el Ejecutivo de Mariano Rajoy «esté a la altura y ponga toda la carne en el asador», porque, según ha apostillado, «es el momento de que todos apostemos por que no suframos el más mínimo recorte».

En este mismo sentido, la organización Asaja califica de inaceptable el recorte del presupuesto agrario propuesto por la Comisión Europea y demanda que se aumenten las aportaciones de los Estados miembros hasta el 1,3% del Producto Nacional Bruto. Asaja considera inaceptables las medidas propuestas por la Comisión Europea para el próximo Marco Financiero Plurianual que implican un recorte del 5 % de cara al próximo presupuesto de la PAC y otro recorte del 4 % en pagos directos. Por si fuera poco, el cálculo de estos presupuestos de la futura PAC, se ha hecho mediante precios corrientes, lo que resulta engañoso puesto que no tiene en cuenta la inflación, variable esta fundamental a la hora de calcular presupuestos para desarrollar políticas.

Desde Asaja no entendemos como en un momento en que la renta agrícola se sitúa muy por debajo de la media del resto de los sectores económicos, la Comisión Europea (CE) propone una bajada del 4 % de los pagos directos. Se trata de un auténtico despropósito, máxime si se quiere hacer atractiva la incorporación de jóvenes al sector agrario.

En cuanto al recorte que también sufrirá el Segundo Pilar de la PAC (Desarrollo Rural) las estimaciones que circulan podrían llegar a la injustificable cifra del 15%. Algo también injustificable, puesto que esta partida sirve para dar una dinamización a las zonas rurales y permiten recoger las especificidades que tienen las regiones.

En cualquier caso manifiesta Asaja, se trata de una propuesta legislativa presentada por la CE y que tendrá que buscar el consenso tanto con el Consejo como con el Parlamento Europeo. Sin el consentimiento de ambos órganos co-legisladores esta propuesta no será viable. Por último, animamos al Ministerio de Agricultura y a la ministra García-Tejerina a que intensifiquen las relaciones y reacciones ante la CE y que a su vez busque aliados dentro de los países europeos para defender un presupuesto digno y adecuado para hacer frente a todos los retos a los que se enfrenta la agricultura europea.