El pasado 12 de marzo, arrancó la primera de las catorce catas culturales de vino organizadas por el Instituto Cervantes en colaboración con la FEV a raíz del convenio de colaboración firmado por ambas entidades el pasado año con motivo del 40 aniversario de la Federación del Vino de España.

El acuerdo tiene como principal objetivo difundir la cultura del vino en el exterior y sus vínculos con la lengua y la literatura española a través de los centros que el Cervantes tiene en todo el mundo.

La primera cata se celebrará en Chicago, en el marco del festival de flamenco que cada año organiza el Instituto Cervantes en esa ciudad y contará con vinos de la bodega González Byass.

A continuación se celebrarán un total de 13 catas en 10 ciudades diferentes: Budapest, Berlin, Tokyo, Pekín, Shangai, Nueva York, Londres, Moscú, Dublín y Ámsterdam.

Además, a principio de este año se celebró una reunión entre el director del Cervantes Luis García Montero y el director de la FEV, José Luis Benítez , para analizar la puesta en marcha del convenio y estudiar otras posibles vías de colaboración en el futuro.