Mercados del Vino ha entrevistado a Felipe Nalda Álvarez, el recién elegido presidente de la D.O. Toro, quien expuso los objetivos de la Denominación para el futuro y las perspectivas del sector del vino en España. Entre los objetivos más inmediatos indicados por Felipe Nalda y su equipo destaca de forma muy especial incrementar las ventas en el mercado interno. En la dirección de la D.O. Toro a Nalda le acompañan diez vocales, siete representantes de bodegas y tres del sector viticultor.

MVD: ¿Cuáles son los principales objetivos que se ha marcado?

FN: La nueva ejecutiva ha acordado, en primer lugar, terminar todas las acciones que han quedado pendientes de realizar y ya estaban contratadas por el anterior equipo. Además, el principal objetivo es retomar la Ruta del Vino del Toro, para potenciar la venta interna de los vinos de la Denominación.

MVD: ¿Cómo van a llevar esto a cabo?

FN: Nuestra idea es crear una asociación que impulse esta ruta y desarrolle todas las acciones que sean necesarias para que funcione y atraiga a visitantes, incluidos los jóvenes.

MVD: ¿Tienen pensado incorporarse a Acevin (Asociación Española de Ciudades del Vino)?

FN: Si claro, el Ayuntamiento de Toro ya pertenece y, por supuesto, la ruta se desarrollará dentro de Acevin. Queremos desarrollar una ruta que incluya toda la cadena de valor, como restaurantes, hoteles, etc., y que este certificada por Acevin.

MVD: ¿Cuál es la ambición de Toro en el resto de España?

FN: Nuestra principal tarea es la promoción del consumo nacional, sin olvidar, por supuesto, la internacionalización. Pero mientras que Toro exporta entre un 75% y un 80% de las botellas que produce, el consumo nacional se ha mantenido en los últimos años, por lo que queremos que siga creciendo a un mayor ritmo.

En la actualidad se están produciendo unos 11.100.000 botellas y queremos superar esta cifra, que en los últimos cinco o seis años sólo aumentó en un millón de botellas, mientras que el número de inversores ha crecido significativamente. En la actualidad se cuenta con 61 bodegas. Por ello, el ritmo de ventas tiene que aumentar más.

MVD: ¿Qué medios van a utilizar para conseguirlo?

FN: Nos gustaría contar con más medios económicos, pero para suplirlos queremos contar con profesionales de distintos sectores, que nos ayuden a la hora de la venta, la publicidad y el marketing. Estos profesionales –algunos de ellos son vocales– podrán aportar otras visiones profesionales a la Denominación.

MVD: ¿ Cuál es su opinión ante la Interprofesional?

FN: Nuestra postura es que los consejos reguladores deberían estar representados directamente. Si no puede ser ­–no es legal porqué ya están representados a través de las bodegas o de los sindicatos­–, consideramos que deberíamos estar presentes por lo menos en las comisiones de trabajo… Es importante, ya que las determinaciones de la Interprofesional son de obligado cumplimiento y no todas las bodegas españolas se ven representadas por la Federación Española del Vino.

En este sentido opinamos lo mismo que otros consejos reguladores que están en la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas y que, en su día, ya manifestaron su posición al respecto.