Las discrepancias en la marca CORPINNAT (AVEC) con la Denominación de Origen Cava ha llevado a los primeros a darse de baja de la misma, al no llegar a un acuerdo tras meses de negociaciones mantenidas entre ambos. Ante la nueva situación CORPINNAT abre un periodo de reflexión sobre su futuro. Mientras el Consejo Regulador de la  D.O. Cava ha emitido un comunicado en el que lamenta esta decisión.

Las nueve bodegas que en la actualidad integran CORPINNAT han presentado el pasado 31 de enero la baja como elaboradoras de cava en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava tras meses de conversaciones para intentar encontrar una fórmula que permita la convivencia de la marca colectiva CORPINNAT dentro de esta D.O.

En un comunicado emitido por Associació de Viticultors i Elaboradors CORPINNAT (AVEC) manifiestas que a pesar de las intensas negociaciones entre la AVEC y la D.O. Cava, no ha sido posible llegar a una solución satisfactoria para ambas partes, y las bodegas asociadas a CORPINNAT se han visto forzadas a abandonar la D.O. pese a que crearon la marca con la clara voluntad de convivir dentro del Cava.

La última propuesta de integración que el Consejo Regulador ha puesto sobre la mesa es inasumible por parte de CORPINNAT, ya que exige una serie de renuncias que cuestionan la propia naturaleza de la marca colectiva, como la delimitación territorial, el reglamento de uso o los controles de calidad externos, manifiesta AVEC.

Las conversaciones entre CORPINNAT y la DO Cava, especialmente con la nueva junta surgida de las elecciones del verano pasado, han sido constructivas para el conjunto del sector y fruto de ello el Consejo Regulador ha incorporado en su ideario la posibilidad de zonificar en un futuro dentro de los límites de la Denominación de Origen, señala CORPINNAT. Y aplaude y valora que el Consejo haya dado este paso que puede ayudar a hacer evolucionar el cava. De hecho, la AVEC ha defendido en todo momento la propuesta de que todos los territorios que engloba la D.O. tengan la posibilidad de expresar sus singularidades cuando se presenten en el mercado.

La AVEC, sin embargo, lamenta que la D.O. Cava no permita la convivencia de las marcas Cava y CORPINNAT en una misma etiqueta. Esta convivencia era posible hasta que la D.O. Cava aprobó una modificación de reglamento en el último pleno de la junta saliente (28/08/2018) para hacerlo, precisamente, incompatible.

El proyecto CORPINNAT no sólo es una garantía de origen, sino que representa también una apuesta en defensa de la singularidad del territorio y las variedades dentro de la oferta internacional de vinos espumosos. CORPINNAT pretende potenciar la excelencia de los vinos espumosos elaborados en el corazón del Penedès con uno de los reglamentos de elaboración más exigentes del mundo, que certifica los máximos estándares de calidad. CORPINNAT tiene como misión impulsar y dinamizar todo el sector en términos de prestigio y posicionamiento, un objetivo perfectamente compatible con el Cava. Sin embargo, desde el Consejo Regulador de la DO Cava no se ha entendido de esta manera. Por este motivo, y ante la imposibilidad de encontrar, en el contexto actual, una solución que permita esta convivencia, y sin cerrar ninguna puerta al futuro, CORPINNAT inicia una nueva etapa con el compromiso de seguir trabajando por el bien del conjunto del sector, a favor del viticultor como motor de cambio y transformación y con el objetivo de posicionar los grandes vinos espumosos que se elaboran en el corazón del Penedès entre los mejores del mundo. Sin embargo, y ante la nueva situación no prevista fuera de la D.O. Cava, CORPINNAT abre un periodo de reflexión para encarar esta nueva etapa, manifiestan

Dentro de los requisitos de más exigencia de CORPINNAT destacan la obligatoriedad de trabajar con uva 100% ecológica y recolectada a mano, crianzas mínimas de 18 meses, la incorporación del viticultor en la cadena de valor y la garantía de que el 100% del proceso de vinificación se hace en la propiedad.

Consejo Regulador del Cava

Tras el anuncio de AVEC de abandonar la D.O. Cava, el Consejo Regulador lamenta que hayan renunciado a seguir trabajando conjuntamente en el proyecto de potenciación del Cava.

El Consejo Regulador del Cava, ante la solicitud de baja en el registro de bodegas elaboradoras de cava que han cursado las empresas que forman AVEC, quiere expresar su total respeto a esta decisión, voluntaria y privada, de unas empresas que han crecido y se han consolidado bajo el amparo de la misma D.O. Cava.

Desde que el pasado mes de abril la Asociación AVEC anunciara la creación de su marca colectiva, han sido varios los encuentros con el Consejo Regulador del Cava para trabajar en una línea integradora para potenciar la calidad del cava desde el reconocimiento o diferenciación del territorio y la viticultura.

El nuevo Pleno del Consejo Regulador elegido el pasado mes de julio, se puso a trabajar en uno de sus proyectos fundamentales como es la creación de la zonificación del territorio para especificar el origen de la uva, así como ofrecer a los elaboradores y consumidores una segmentación cualitativa que permita diferenciar las categorías del cava. Por este motivo, se ofreció a AVEC trabajar conjuntamente dadas las coincidencias en la valorización del territorio y la calidad.

Pero todos los esfuerzos de los últimos meses han resultado en vano ya que, pese a estar invitados a sumarse a este objetivo común del sector, han decidido voluntariamente abandonar la D.O. ya que no han aceptado los plazos que el propio proyecto requiere. “Desgraciadamente, la gran discrepancia es el tiempo. Coincidimos en los objetivos de territorio y calidad pero no ha sido suficiente para convencerlos y finalmente han creído conveniente seguir su camino. Desde el Consejo Regulador del Cava no hemos parado de reiterar, porque creemos en ello firmemente, que la unión y no la confusión genera la fuerza necesaria para competir exitosamente en los mercados mundiales. Bajo esta premisa, hemos querido sumar a AVEC en un proyecto que compartimos y desde el prisma que representa una D.O., como máximo exponente del sistema cualitativo de nuestro sector y que supone una total garantía, trazabilidad y autenticidad para el consumidor”, comenta Javier Pagés, presidente del Consejo Regulador del Cava.

Al abandonar la D.O. Cava, los miembros de AVEC no podrán utilizar o hacer referencia a la marca Cava, a la categoría Gran Reserva o al Cava de Paraje Calificado, exclusivas para los elaboradores inscritos en la D.O. Cava. Cabe recordar que una Denominación de Origen Protegida como es Cava, es la máxima calificación europea en vinos, y por ello, sus requisitos son necesariamente muy estrictos en términos de calidad, inspección, control y etiquetaje.