Mercados del Vino y la Distribución ha entrevistado a Javier Pagès, presidente del Salón BWW que inicia su andadura el próximo año.

¿Cómo surge la idea de desmembrar Invervin de Alimentaria y convertirlo en un salón independiente?

El sector del vino ha ocupado durante años un papel protagonista en Alimentaria, bajo el paraguas de Intervin. Sin embargo, la industria vitivinícola necesitaba un espacio independiente que reflejase una imagen acorde a la realidad del sector del vino español, así como el trabajo que las bodegas españolas están desempeñando en el ámbito nacional e internacional para proyectar la excelencia de nuestros productos.

Tras muchos años de éxitos, creemos que es necesario emancipar a Intervin y crear una plataforma independiente y disruptiva que aúne negocios, innovación y experiencias únicas, con el vino como protagonista. Barcelona Wine Week nace con la ventaja de la experiencia de Intervin, pero con un enfoque único que sitúa al vino en el centro del escaparate y en el que también se pone en valor su relación con la gastronomía.

¿No es una forma de restar fuerzas?

El mundo del vino evoluciona y creemos que el formato de Intervin se había quedado obsoleto. Al observar el panorama de ferias europeas, vemos que los demás eventos de referencia en el sector de la alimentación no presentan oferta de vino. Este sector tiene unas necesidades que ya no se podían atender desde Alimentaria. Además, la fuerte competencia internacional comportaba muchas dificultades para atraer a los compradores internacionales que queríamos, uno de los puntales de este nuevo proyecto.

Barcelona Wine Week pretende ser el referente de los vinos nacionales ante los operadores internacionales y, para hacerlo, tenemos dos de las marcas más potentes del país: Alimentaria Exhibitions y Barcelona. Contamos ya con el apoyo de las principales empresas, instituciones y organismos del sector en el ámbito nacional. Así, Castilla y León, Cantabria, Euskadi, Catalunya y Madrid ya han confirmado su participación, además de la D.O.P. Alicante, la D.O. Jumilla, la D.O. Montsant y la D.O. Conca de Barberà, entre otras.

En cuanto a bodegas, expondrán en esta primera edición de Barcelona Wine Week tanto grandes empresas como pymes representativas de toda España, entre las que se encuentran García Carrión, Torres, Roqueta, Burgo Viejo, Matarromera, Araex, Pinord, Manzanos Wines, Albet i Noya, Izadi, Pere Ventura, Vicente Gandía, Campos Reales, Otazu, Destilerías La Navarra, PradoRey o Balmoral.

¿Qué diferencia hay entre este nuevo salón y otras ferias del vino que existen en la actualidad?

Una de los aspectos únicos de Barcelona Wine Week es que rompe con la distribución tradicional del espacio, organizando las marcas por sellos de calidad, lo que permite a las firmas expresarse mejor y, además, destaca las fortalezas de cada zona (vinos de la tierra, vinos de pago, D.O., etc.). Un salón como Barcelona Wine Week, donde se ponen en valor las diferentes D.O., da por fin una visión global de la riqueza del sector vitivinícola español.

La disposición del espacio estará resuelta gráficamente, con elementos visuales que informen de una manera atractiva y provoquen en el visitante un verdadero viaje por todo el territorio vitícola del país, un recorrido real y muy experiencial que creemos que no existe en otros acontecimientos similares.

Además, el certamen ofrecerá un programa de actividades muy potente, donde podrán identificarse nuevas tendencias, startups y otros proyectos relacionados con la digitalización. Esto confiere a Barcelona Wine Week un posicionamiento único respecto a sus competidores y supone uno de sus atractivos más importantes de cara al mercado internacional.

¿Por qué Barcelona?

Barcelona es una ciudad cosmopolita y abierta que se enorgullece de su diversidad. La ciudad aporta un marco de inmejorable atractivo e infraestructuras de calidad, para exhibir con éxito el gran potencial del vino español al mundo. Además, Barcelona es una apuesta segura, una marca muy potente en el ámbito internacional que atrae a compradores extranjeros de máximo nivel.

¿Cuáles son las propuestas más innovadoras de la feria BWW?

Barcelona Wine Week se posiciona como un punto de encuentro en el que aprender y hacer negocios, pero también como un espacio donde disfrutar el vino de forma lúdica. Este giro responde a las demandas del sector, que pedía ideas frescas e iniciativas informales, pero sin olvidar la parte académica y el networking.

En este sentido, el principal escenario de las actividades será BWWHub, que gira en torno a cuatro ejes fundamentales: conocimiento (maridajes, catas, etc.), cultura (música, arte o literatura en relación con el vino), transformación digital, y mercados y networking. Asimismo, la gastronomía tendrá un papel fundamental en el salón en el espacio BWWGastronomy, en el que participarán chefs de reconocido prestigio que elaborarán maridajes y, además, acogerá diversas actividades relacionadas con el vino y la dieta mediterránea. Además, contará con un área importante dedicada a la coctelería y los destilados, Barcelona Cocktail Art. Además, durante los días de celebración de Barcelona Wine Week pondremos en marcha BWW likes the city!, cuyo objetivo es involucrar a la ciudad de Barcelona en el evento y mostrar la complicidad de los distintos sectores comerciales con el mundo del vino.

¿Qué importancia tiene contar con la colaboración de la FEV?

El acuerdo alcanzado con la FEV ha contribuido decisivamente a ampliar la participación de las bodegas españolas más reconocidas como expositoras en BWW. Además, es una gran oportunidad para reflejar el estado actual de la industria del vino en España, así como para potenciar su internacionalización en los mercados clave, ya que la FEV tiene un papel activo como asesor en la elección de países de interés para el sector vinícola español.

¿En cuánto a cifras, cuál será su superficie de exposición?

Está previsto alcanzar una superficie expositiva de más de 30.000 metros cuadrados brutos, ocupando la práctica totalidad de los palacios 1 y 8 del recinto Montjuïc de Fira de Barcelona.

¿Cuánto se ha invertido para poner en marcha este proyecto?

El proyecto está respaldado por una importante inversión para asegurar la presencia de los principales operadores internacionales.

¿Qué perspectivas de expositores y visitantes contemplan?

Está previsto que BWW reúna alrededor de 600 expositores y 15.000 visitantes profesionales.

¿Cuál será el peso de los participantes internacionales?

El objetivo de Barcelona Wine Week es ser el referente de los vinos nacionales, por lo que el grueso de los expositores procede de las distintas regiones españolas. Sin embargo, el salón ha llamado la atención de algunas bodegas internacionales que se han puesto en contacto proactivamente con la organización, por lo que desde BWW hemos abierto la participación a empresas de fuera de nuestras fronteras, que podrán beneficiarse de la gran plataforma de negocios que este encuentro supone. Asimismo, tenemos un objetivo muy ambicioso de atracción de grandes compradores procedentes de los países más interesantes para el sector, con la misión de promover al máximo la internacionalización de los vinos españoles.

BBW contará con un “programa de compradores procedentes de los países receptores más atractivos para el sector”. ¿Compradores de qué países acudirán a ese programa?

La organización del salón prevé invitar a 300 compradores internacionales procedentes de 37 países. De estos, más de la mitad (63%) son europeos –Reino Unido, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza, Francia, Suecia, Dinamarca, Rusia, Portugal, Italia, Polonia, República Checa, Irlanda, Hungría, Finlandia, Noruega y Georgia–, el 20% asiáticos –especialmente procedentes de China, Hong Kong, Japón, India, Singapur, Malasia, Corea del Sur, Sri Lanka, Indonesia, Vietnam y Tailandia–, más del 15% proceden de América –USA, México, Brasil, Canadá y Colombia– y, el resto, de África –Sudáfrica, Angola, Nigeria y Costa de Marfil–.

¿Qué me diría para convencerme de que asista a BWW?      

Le diría que Barcelona Wine Week es un proyecto del sector y para el sector, una plataforma disruptiva y única en el mercado ferial actual que pretende dar visibilidad al potencial internacional del vino español y ser su escaparate. Venga para conocer el valor y la enorme riqueza de nuestros vinos y para aprovechar las oportunidades que brindamos de mejorar sus exportaciones.