Familia Fernández Rivera lanza su nuevo vino: 20 Aldeas, un vino de la tierra de la Bodega Condado de Haza con carácter premium. Siguiendo la norma de este grupo vitivinícola se trata de un 100% Tempranillo que nace a la orilla del río Duero.

20 Aldeas ha sido elaborado con uvas provenientes de las mejores cepas. Además, en el proceso de producción de este 100% Tempranillo se ha cuidado hasta el más mínimo detalle.

20 Aldeas nace con la necesidad de diversificar el porfolio de oferta dentro de Condado de Haza para ofrecer al público algo distinto que represente el presente y el futuro de Familia Fernández Ribera a semejanza de otros vinos del grupo”, cuenta Lucía Fernández, directora general de Familia Fernández Rivera. Y añade: “Queremos posicionar Condado de Haza como la bodega Château en la Ribera del Duero y rejuvenecer los atributos de la compañía para darle paso a las nuevas generaciones. Por ello, hemos lanzado un vino 100% ecológico que busca adaptarse a las nuevas necesidades de los mercados”, comenta Fernández.

Para Rodrigo Pons, enólogo de la compañía, “20 Aldeas es amplio con taninos redondos y presentes que llenan la boca de fruta que se redondea con una persistencia de torrefactos, regaliz y caramelo de café y toffe.”

En él destacan los aromas a frutas negras, moras y toque lácteo, aparecen regalices típicos de la variedad Tempranillo seguido de torrefactos como vainillas, caramelo de café y ligeros ahumados provenientes de la crianza en barricas de roble americano.

En cuanto al clima, tras un 2017 muy seco, la lluvia hizo su aparición a finales de invierno y se mantuvo de forma continuada hasta el año 2018. “El desarrollo vegetativo de las plantas se vio favorecido por el régimen de temperaturas y las reservas hídricas, lo que provocó también un aumento considerable del tamaño de las bayas”, señala Pons. Y añade: “Gracias a ello, la vendimia se alargó dando una producción excepcional, tanto en cantidad como en calidad”.