El grupo bodeguero PROTOS ha adquirido 6 hectáreas para la construcción de su nueva bodega de elaboración en el término municipal de Cubillas de Santa Marta, con una inversión de 6 millones de euros. Con esta adquisición están presentes en tres D.O. (Rueda, Ribera de Duero y Cigales) y a medio plazo no tienen previsto ampliar a más D.O, según Protos ha manifestado a Mercados del Vino.

En palabras de Carlos Villar, director general de Bodegas Protos, “esta apuesta de Protos por la denominación de origen Cigales supone una oportunidad de seguir elaborando vinos rosados de altísima calidad gracias a la conjunción del magnífico potencial que ofrece dicho terruño y a la construcción de una bodega de última generación, que incorporará los últimos avances tecnológicos, no solo para elaborar vinos rosados, sino para otras posibles elaboraciones en el futuro”.

El proyecto de construcción de la nueva bodega se llevará a cabo en dos fases y entra dentro del programa de apoyo 2019-2023 al sector vitivinícola español. La idea es comenzar la obra civil en el segundo semestre de 2019, con el objetivo de poder elaborar en la vendimia de 2020.

La bodega tendrá una capacidad de elaboración inicial de 500.000 botellas, aunque estará preparada para futuros crecimientos en función del éxito del proyecto.

Dicha bodega contará con un equipo propio de enólogos especializados, los cuales desarrollarán la elaboración en este nuevo proyecto bajo la supervisión de la actual dirección técnica del grupo bodeguero. Entre los últimos avances tecnológicos, la bodega contará con equipos para tratar la uva por gravedad, seleccionadora de uvas, cámaras de frío para uvas, Intercambiador de frío para mostos y pastas, inertización con nitrógeno, prensas con camisas de refrigeración, depósitos pequeños de distintos formatos con posibilidad de hacer crianza sobre lías, etc.

La elección de Cubillas de Santa Marta dentro de la D.O Cigales se explica por su mayor altitud (750 sobre el nivel del mar) y la mayor presencia de caliza en los suelos, buscando así mayor complejidad de matices en los futuros vinos. En está elección también han influido los efectos negativos que sobre el campo está provocando el cambio climático, según nos confirman desde la bodega.