Según las noticias que nos llegan desde las distintas zonas vitivinícolas, la tónica general de este año es que la producción será inferior a la alcanzada en 2015, pero la calidad de la uva, al menos en algunas zonas, se espera muy buena.

El clima, al igual que ha sucedido en otros países, como Francia, Portugal o Alemania, ha provocado que la producción de vino en España sea inferior este año al pasado, por lo menos un 10%, aunque hay en zonas que esta cifra es significativamente superada. Sin embargo, la calidad de la uva parece que va a ser excelente en algunas zonas.

Por ejemplo, la Denominación Navarra, que comienza su vendimia, espera una uva de calidad, aunque también anuncia una bajada en la producción respecto al año 2015 del 13%.

Respecto a la uva, han manifestado que el estado sanitario de la misma es excepcional por la ausencia de precipitaciones durante el verano, esperándose que, si se mantienen las condiciones meteorológicas en el próximo mes y medio, podría obtenerse una gran añada.

En Ciudad Real, según la ASAJA de dicha provincia, allí se espera una reducción importante de la cosecha tanto de uva en secano como en regadío. En algunas variedades, como la Verdejo podría rondar el 25 y 30%.

Por otra parte, el control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja en las áreas más tempranas de la Denominación (subzona de Rioja Baja) ha constatado el magnífico estado vegetativo y sanitario que presenta el viñedo riojano, lo que, a falta de un periodo decisivo para el resultado final de la cosecha, permitiría avanzar unas expectativas excelentes, tanto desde el punto de vista cualitativo como en lo que a producción se refiere para la vendimia 2016.

Igualmente ASAJA Albacete ha manifestado que se espera que la producción en la provincia tenga una calidad excepcional y la producción en esta zona similar a la de 2015.

Además, en lo referente a las existencias de vino en las bodegas y cooperativas, ésta es prácticamente nula, lo que demuestra el buen ritmo de salida del vino, tanto a nivel nacional como en las exportaciones a otros países. En cuanto a los precios, se espera una tendencia ascendente por la escasez de existencias.

ASAJA Albacete también señala que la producción a nivel mundial será entre 12 y 14 millones de hectolitros menos con respecto al año 2015, ya que en países como Argentina, Chile o Australia habrá poca producción y el fruto será de mala calidad.