Castilla-La Mancha apuesta por llegar con el vino a todos los rincones del mundo para mantener el engranaje de una estructura vital para los pueblos. Martínez Arroyo ha manifestado que los datos provisionales de la campaña en esta comunidad se sitúan en un 25% menos de hectolitros que el año anterior.

Estas declaraciones fueron realizadas por el Consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en la presentación de los nuevos vinos de la Cooperativa Santa Catalina y Bodegas Vega Demara y la proyección de los cortos ganadores del XV Festival de Cine y Vino ‘Ciudad de la Solana’.

“Y los sueños cine son”. Así reza la presentación del XV Festival de Cine y Vino Ciudad de La Solana, festival que ha contado el pasado 8 de diciembre con la presencia del consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en el acto de presentación de los vinos de la cooperativa Santa Catalina y Bodegas Vera Demara y la proyección de los cortos ganadores. Vino y cine unidos en armonía en una misma iniciativa que resalta “la magia que supone la transformación de una uva en un producto tan característico como es el vino” para Castilla-La Mancha.

En su atención a los medios de comunicación, Francisco Martínez Arroyo ha resaltado que “tenemos que llegar con el vino a todos los rincones del mundo con el nombre de Castilla-La Mancha” y hay que hacerlo, implicando, como está haciendo desde el Gobierno regional a todos los eslabones de la cadena agroalimentaria, en esta nueva legislatura, trabajando a fondo con la distribución y la restauración para que el producto llegue directamente al consumidor que es quien finalmente tienen la decisión última de consumo o compra.

Hay que presumir por todos del producto que se elaboran en la región y ha puesto como ejemplo a la Denominación de Origen ‘La Mancha’, la mayor de Europa y la que más número de viticultores agrupa, con un producto, el vino, que es uno de los que más representa a Castilla-La Mancha como región y que la vertebra.

Y es que hasta el momento, a pesar del crecimiento en las ventas de este producto, siempre había faltado llegar de forma más directa a consumidores y para ello, ha precisado, “necesitamos de colaboración de todos, incluida la restauración y la distribución”.

Martínez Arroyo ha hablado también de la cosecha de vino y mosto, tras la finalización de la campaña de la vendimia en Castilla-La Mancha. Aún con datos que son provisionales, ha hablado de una cosecha de 21,8 millones hectolitros de vino y mosto, lo que supone “más de un 25 por ciento menos respecto a la campaña anterior”.

De esta forma, ha explicado que con estas cifras “tiene que haber un precio adecuado en las bodegas, en el caso del vino, y una rentabilidad suficiente para los viticultores, para mantener el engranaje de una estructura que es absolutamente necesaria para la economía de nuestros pueblos”, lanzando un mensaje de compromiso con el sector por parte del Gobierno regional.