El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, ha destacado la apuesta de Gobierno andaluz por el sector vitivinícola con la puesta en marcha del Centro Tecnológico del Vino de Jerez. Así lo ha manifestado, tras su visita al Consejo Regulador de la Denominación de Origen ‘Jerez Xeres Sherry’, donde ha mantenido un encuentro con la directiva de dicha entidad.

El vicepresidente ha señalado que, en la reunión, se ha hecho un “repaso al mundo del vino en Andalucía y qué dificultades y fortalezas tienen”. Según ha explicado, se han analizado las tradicionales líneas de incentivos con los que la Junta apoya al sector, en el marco de promoción, de la modernización y de implantación de nuevas explotaciones, pero también nuevas ideas que se inscriben en la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) “siendo conscientes de que hoy el mundo de la innovación, de la investigación y de la tecnología es fundamental en todos los sectores, también lo es precisamente en éste”.

En este sentido, ha señalado que el Centro Tecnológico del Vino cuenta con una asignación de 750.000 euros en los presupuestos de 2017, para empezar a dotar a esta infraestructura. De igual modo, ha señalado que esta iniciativa contará con 2.250.000 en el marco presupuestario 2014-2020.

En su opinión, se trata de una medida “en la que tienen que ponerse a trabajar todos los agentes, bajo la coordinación del Consejo Regulador, junto con la delegación del Gobierno de la Junta en la provincia de Cádiz, para desarrollar el trabajo técnico necesario” para que comience a funcionar este centro.

El vicepresidente ha señalado que, con este tipo de iniciativas se trabaja en “la revalorización de un producto estrella, sobre el que tenemos que construir de nuevo un renacimiento, de lo que ha sido el vino, las bodegas y del empleo que ha generado”.

Por lo tanto, ha destacado que el vino “es una pieza más del nuevo modelo productivo” en el que trabaja el Gobierno andaluz, y sobre el que se trata de “renovar la existencia de un sector tradicionalmente ligado a nuestra tierra, pero adecuándolo a las circunstancias del momento, desde la modernización, la innovación y la promoción”. En este sentido, ha recordado que este sector tiene más de 1.500 empleados directos y 6.000 indirectos y al que se dedican un número de hectáreas muy importante y “de ahí la importancia de esa revalorización de nuestro producto estrella”, ha incidido.