Ambas patronales han mostrado su preocupación ante el anuncio de la ministra de Trabajo de cambiar varios aspectos de la reforma laboral de 2012, antes de que se celebren las elecciones generales en España el próximo día 28 de abril

Según los empresarios españoles, no tiene sentido que el Gobierno tenga la intención de aprobar un Real Decreto Ley Laboral con clara vocación electoralista antes de los comicios.

La CEOE y CEPYME consideran que cambios legislativos tan relevantes deben aprobarse mediante un Proyecto de Ley y no mediante un Real Decreto Ley ya que esta última opción excluye la posibilidad de diálogo y de consenso deseable en cualquier proceso democrático.

Asimismo, los empresarios muestran su preocupación porque se pueda romper de forma unilateral el diálogo social. CEOE y CEPYME avisan de que no tiene sentido volver a orillar el diálogo tripartito poco después de anunciar la convocatoria de elecciones anta la imposibilidad del Ejecutivo de tener una mayoría amplia en el Parlamento que le permita ejecutar su plan de reformas.