China aumentó sus importaciones de vino más del 14% en volumen y del 25% en valor entre enero y septiembre y se distancia de Japón como primer mercado asiático. Según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (www.oemv.es).

No obstante, este desarrollo se ha suavizado en comparación con los datos registrados en el primer semestre. Vinos envasados y a granel lideraron esta subida, con el espumoso como único vino que cayó respecto al mismo periodo de 2015, por los malos datos del Champagne.

Por el contrario, Japón redujo sus importaciones, más del doble en valor (-8%) que en volumen (-3,5%) al bajar el precio medio de todos los vinos. En este caso, el vino espumoso fue el único que creció, aunque de forma leve. El vino español creció por encima de la media en China, gracias a los excelentes datos de los envasados, que suben casi un 40%. Por el contrario, Japón mantuvo estable el volumen importado de vino español pero gastó un 9% menos, al bajar de precio el doble que la media.

Por otra parte, Corea del Sur importó un 5,5% más de litros de vino pero mantuvo estable su inversión, al bajar el precio medio por el excelente desarrollo del granel, vino con escaso valor. España supera a Chile como primer proveedor en volumen al crecer por encima del 50% (el granel sube un 130%), aunque precios muy inferiores a sus competidores le sitúan de nuevo como quinto vendedor en valor (+15,3%).