ASEDAS en el inició del año publica lo que será el año en distribución alimentaria haciendo especial hincapié en la sostenibilidad y la digitalización.

La economía circular y la transformación tecnológica marcan el paso para que el sector sea cada vez más eficiente y más competitivo. Desde ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados han seleccionado las claves que marcarán el año 2019 y que permitirán a la distribución de proximidad seguir estando a la cabeza en servicio a consumidor.

1. Nuevos conceptos de tiendas. Con la proximidad como hilo conductor imprescindible para dar un buen servicio al cliente y afianzar un comercio sostenible, los supermercados se diversifican para alcanzar a sus diferentes públicos. El objetivo es atender al cambio demográfico y ofrecer mejores tiendas adaptadas para la comodidad de las personas mayores, establecimientos con un amplio surtido de alimentación para llevar en zonas urbanas y con una oferta amplia y variada capaz de prestar servicio a grupos con demandas especiales, como alérgenos o veganos.

2. Profesionalización y transformación digital. El supermercado se prepara para el futuro con cambios en sus modelos de gestión en los que la implementación informática marca el paso en las relaciones en la cadena agroalimentaria, en el sistema de negocio gracias a las nuevas posibilidades de control de surtido y conocimiento del usuario -con tecnologías basadas en el Big Data o en BlockChain– y en la eficiencia en sus sistemas logísticos

3. Eficiencia medioambiental. Por razones de localización, control de surtido y eficiencia energética, la distribución en proximidad es el modelo más sostenible medioambientalmente. Aspira a continuar siéndolo con la mejora de los sistemas de frío y de los sistemas logísticos que permiten optimizar rutas. En este marco, ASEDAS trabaja en el desarrollo del comercio electrónico en alimentación desde parámetros sostenibles, con el desafío de estudiar el alcance medioambiental de este fenómeno e incorporar políticas de movilidad urbana que usen energías limpias y gestión avanzada de entregas como el reagrupamiento de pedidos.

4. Economía circular. Las empresas de ASEDAS quieren seguir liderando el cambio hacia la economía circular y para ello es preciso avanzar en la reducción y reciclaje de plásticos y otros materiales hasta alcanzar el objetivo de residuo cero establecido por la legislación europea, que deberá presentar diversos avances en el año 2020.

5. Transparencia y Responsabilidad Social Corporatativa. El compromiso social de los supermercados de ASEDAS se materializa en la colaboración habitual con más de 200 entidades no gubernamentales en materias como la donación de alimentos, campañas de apoyo a la nutrición y buenos hábitos de vida o planes de formación y empleo para colectivos desfavorecidos. Este año, según ASEDAS se tiene que profundizar en la transparencia alineando la acción de RSC a las necesidades sociales.

“Vivimos en un momento de transición hacia un nuevo modelo económico más sostenible desde un punto de vista medioambiental, social y económico. La implicación de las empresas de ASEDAS es firme, responsable y valiente. Tenemos el reto de hacer compatible estos planes de evolución con el mantenimiento de las líneas definitorias de un modelo que ya ha demostrado ser el más sostenible y beneficioso para el consumidor”, dijo Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS.