La empresa inglesa Wine Intelligence ha presentado su  informe US Routes to Market 2017  de 92 páginas sobre el mercado del vino estadounidense, un mercado lleno de potencial pero también de complejidad dado su tamaño y las diferentes normativas; el informe ofrece una evaluación de la regulación y la situación general del mercado del vino en cada uno de los 50 estados del país.

Estados Unidos presenta una oportunidad tentadora para la exportación, pero viene acompañado de una alta complejidad para los exportadores interesados. Más de 300 millones de cajas de 9L se consumen anualmente en EE.UU., convirtiéndolo en el mayor mercado del vino del mundo, la mayoría de este vino, alrededor de un 75%, se produce domésticamente. Aún así se importan 80 millones de cajas de 9L anualmente, el mercado de vino importado estadounidense se aproxima al de Reino Unido o Alemania en términos de volumen, pero con un precio por litro mucho más alto, lo que lo convierte en el mercado para vino importado más valioso del mundo.

Pero el proceso para que el producto llegue a las manos de los consumidores es notoriamente complejo, formándose EE.UU. en la práctica de 50 mercados individuales. El punto de partida es un sistema de distribución diseñado, principalmente, en la época de la abolición de la Prohibición, a principios de los años 30. Este sistema formado por 3 niveles distintos, se concibió como una respuesta a través de regulación al sistema de anterior a la Prohibición, que se consideraba que promovía el abuso del alcohol entre la población. El sistema rompe la demanda en tres unidades distintas y separadas: Productor (o importador), distribuidor y minorista (incluyendo bares y restaurantes).

El informe de Wine Intelligence utiliza datos recolectados durante los tres años de Vinitrac, la encuesta general sobre las actitudes y comportamientos del consumidor del vino más grande del mundo, y otro informe de la propia empresa, el Compass 2017-2018, además de entrevistas comerciales, fuentes secundarias y experiencias de mercado.

El informe US Routes to Market 2017 presenta datos básicos del mercado estadounidense, y una evaluación de las tendencias actuales, una categorización de las 10 principales rutas de mercado, ejemplos de cada una, y una evaluación de los méritos y problemas de cada una, y un modelo que muestra las principales diferencias regionales en comportamiento del consumidor y en estructuras de la cadena de suministro, con un sumario de los datos principales para cada uno de los 50 estados.