La Denominación de Origen de Toro confirma la buena calidad de la uva en esta cosecha, igual que ha sucedido en otras zonas de España.

A finales del mes de septiembre comenzará de forma generalizada la recogida de la uva en esta D.O. aunque ya seis bodegas han iniciado el proceso.

El Consejo Regulador espera una vendimia de en torno a 190 22 millones de kilos de una, eso significa un incremento del 5% o el 10% respecto al año anterior.

La calidad de uva, tal como ha ocurrido en otras zonas, se espera muy buena, según Santiago Castro, director técnico de la Denominación de Origen. “Las uvas no son muy granes, pero hay más racimos, no obstante todo dependerá de la selección que se realice en las propias bodegas”, manifiesta.

Los resultados de los últimos muestreos realizados revelan “unos parámetros de calidad bastante buenos, la relación entre la acidez, el PH y el contenido en azúcares se encuentra en los parámetros adecuados. Las viñas viejas con baja producción están casi maduras, con un grado alcohólico probable entre 14 y 14.5, un PH en torno a 3,45 y acidez total cercana a 5,5”, comenta Santiago Castro.