Sánchez Haro informa del protocolo entre Junta y Ayuntamiento cordobés para ubicar el proyecto ‘Digital Innovation Hub Andalucía-Agrotech’.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en funciones, Rodrigo Sánchez Haro, ha informado en Córdoba del protocolo de colaboración alcanzado entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la capital cordobesa para la puesta en funcionamiento de un centro de innovación digital agrario que tendrá su ubicación en Córdoba, en el edificio Baobab del Instituto Municipal de Desarrollo Económico. Así, esta ciudad será la sede del proyecto ‘Digital Innovation Hub (DIH) Andalucía-Agrotech’, destinado a acelerar la digitalización en el sector agroalimentario y «dar al agro el impulso que necesita para sacar el máximo partido a los avances tecnológicos y caminar hacia una agricultura inteligente».

Durante la rueda de prensa, en la que ha participado también la alcaldesa cordobesa, Isabel Ambrosio, el consejero en funciones ha señalado que el proyecto constituirá la oficina técnica del DIH Andalucía Agrotech, «una iniciativa del Gobierno andaluz para impulsar la innovación digital en el agro con el fin de conectar a las empresas entre sí y aproximarlas al sector tecnológico, además de ofrecerles orientación en su apuesta por la implantación de nuevas tecnologías». «Con este centro se pretende crear, anticipar y canalizar la innovación digital en este sector, generando un ecosistema que proporcione las mejores condiciones para conseguir el éxito de las empresas y de los proyectos de digitalización a largo plazo», ha apostillado.

«La digitalización ha llegado para quedarse», ha subrayado, sentido en el que ha insistido en que «queremos que el sector agroalimentario andaluz lidere el cambio hacia la transformación digital». Para ello, el objetivo de esta iniciativa es «ser referente en el ámbito de la agrotecnología, mejorar la competitividad del sector agroalimentario andaluz a través del uso de las tecnologías digitales en productos, procesos y modelos de negocio y conectar todos los recursos del sector bajo una misma plataforma que promoverá la cultura digital en el sector agroalimentario». A ello se une fomentar la cooperación entre agentes, impulsando el apoyo financiero, el conocimiento y el trabajo en grupo para implementar las innovaciones en toda la cadena de valor.

Según el protocolo de colaboración, que tendrá un año de duración o hasta que se concrete en un convenio concreto el régimen del uso de las instalaciones, se constituirá una Comisión de Seguimiento encargada de velar por la consecución de los objetivos propuestos, así como fijar las prioridades, señalar objetivos y determinar las actuaciones para llevar a cabo.