Según un reciente estudio presentado por el ICEX sobre el mercado del vino español en Rusia, las importaciones han caído un 9% el pasado año respecto a 2017. En cuanto a tipo de vino solo el cava creció. Se prevé que en este año la venta de vino a Rusia se mantenga estable.

El ICEX presentó recientemente el trabajo Estudio de mercado. El mercado del vino en Rusia 2019, realizado por David Feijoo Escudero. Dicho estudio se realizó con datos de datos de 2014 a 2018. Algunas cifras a destacar son las siguientes.

En 2018, la Federación Rusa importó vino de España por valor de 130,5 millones de euros. El reparto de esta cifra es el siguiente: un 72% fue vino embotellado, un 19% a granel y un 9% vino espumoso.

El precio medio del vino español embotellado en Rusia es de 1,42 euros por kg, frente a los 1,96€ de Italia 2,33€ de Francia o 1,5€ de Chile.

En cuanto a tendencias, las importaciones de vino español han caído en valor un 9% en 2018 respecto a 2017. El descenso ha sido del 9% en embotellado y del 27% en granel. La única categoría que aumentó (41%) es el cava.

Para 2019, la previsión es que las importaciones de vino se mantengan estables o que fluctúen ligeramente, en función de factores externos (nuevas sanciones, recrudecimiento de las guerras comerciales, devaluación del rublo, etc.).

España es el segundo suministrador de vino a Rusia en volumen dentro del grupo arancelario 2204. En la categoría de embotellado, nuestro país es tercer suministrador en volumen (por detrás de Italia y Georgia) y cuarto en valor por detrás de Italia, Georgia y Francia.

En cuanto a consumo de vino se sitúa en torno a los 10 litros per cápita al año y se mantiene más o menos estable, según el informe. El consumo de vinos de calidad se concentra en las grandes ciudades, Moscú con un 70% del total y San Petersburgo entre un 10 y un 15%.

En valor del volumen del mercado del vino se sitúa en los 8.000 millones de dólares al año.

El sector del vino en Rusia está cambiando y según el informe del ICEX,  desde 2017 los vinos rusos han comenzado a tener cierto protagonismo. Hoy en día Rusia dispone de 92.000 hectáreas de viñedo en explotación y el objetivo es llegar a las 150.000 en unos años.

Según el estudio, el vino español tiene un buen posicionamiento en Rusia y ha mejorado mucho en los últimos años, siendo un producto conocido entre los importadores y asociado a un producto de buena relación precio-calidad.También es importante la ampliación de la gama de vinos españoles comercializados en Rusia. Si hace solo siete años era difícil ver vinos de regiones menos conocidas, en la actualidad se pueden encontrar fácilmente en muchas tiendas de Moscu caldos de Manchuela, Ribeira Sacra, Navarra, Valdeorras, Calatayud, Empordá, Alicante, Jumilla, Utiel-Requena o Campo de Borja.

Seguramente la popularidad de España como destino turístico entre los ciudadanos rusos haya contribuido a esto en cierta medida, manifiesta el informe.