El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha intervenido ante casi 200 directivos en un nuevo Desayuno de trabajo de CEDE –Confederación Española de Directivos y Ejecutivos-. Gimeno ha contextualizado el momento actual de la sociedad, y los cambios que ello tiene sobre el comercio, “un gran generador de empleo y riqueza nacional, que en nuestro país supone el 12% del Producto Interior Bruto y da empleo a casi tres millones de personas”.

Gimeno ha definido el cambio que estamos viviendo como “vertiginoso y apasionante”; un cambio “tan rápido, incluso tan violento, que puede expulsar de la vía a quienes se quedan rezagados”. Este cambio afecta, como ha explicado el directivo a todos los eslabones de la cadena de la distribución comercial, desde la fabricación, a la capacidad logística para atender las necesidades del cliente, pasando por la imagen de la empresa.

A partir de aquí, el directivo ha repasado, a modo de decálogo, los principales retos a los que se enfrenta el sector del comercio y, por ende, El Corte Inglés, entre los que ha destacado “la omnicanalidad, la tienda como nuevo concepto de negocio, y la utilización de datos para conectar con el cliente según sus preferencias y necesidades”.

Gimeno también se ha referido a otros grandes retos como el turismo de compras o fomentar las alianzas entre distribuidores convencionales y tecnológicos. Sobre el comercio electrónico, el presidente del Corte Inglés ha afirmado que “es competidor, pero también aliado”. Tanto en su intervención inicial como durante el turno de preguntas, Gimeno ha reclamado “unas reglas homogéneas para que ambos sectores puedan competir en igualdad de oportunidades”. Y ha abogado por encontrar vías de colaboración para crear una plataforma europea capaz de competir en igualdad de condiciones con los grandes operadores online.

Ha dicho de Amazon que “es una empresa espectacular de la que solo podemos aprender”, para admitir a continuación que la 4ª revolución ha cambiado el marco de competencia. “Nosotros aceptamos el reto, pero tenemos que encontrar unas normas que sean justas para todos”, ha dicho.

En lo que se refiere a El Corte Inglés, el directivo ha precisado que “la empresa cuenta con una plantilla de 92.000 profesionales, de los que el 88% tiene contrato fijo”.