En Galicia se coordinan el Gobierno autonómico y central para garantizar el control de uva foránea en plena cosecha en la zona de Ourense. Además, según anuncian desde el Gobierno autonómico la vendimia de este año destacará por su calidad manteniéndose la cantidad de uva recogida en unos 61 millones de kilos. Por su parte la D.O Calificada Rioja hace público los resultados de cuarto control de maduración y el Consejo Regulador recomienda mantener la intensidad de vigilancia del viñedo tras una complicada semana marcada por las precipitaciones.

“La vendimia de este año en Galicia destacará por su alta calidad, con una previsión de recoger aproximadamente 61 millones de kilos de uva en el conjunto de las cinco denominaciones de origen de la comunidad”, así lo destacó la conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, en su visita a la bodega As Laxas, situada en el ayuntamiento pontevedrés de Arbo, dentro de la DO Rías Baixas y a la que se desplazó con motivo de estos trabajos.

Vázquez indicó que el volumen de uva que está previsto recoger es casi idéntico al del año pasado, cuando se vendimiaron 61,4 millones de kilos. Como en anteriores recogidas, la mayor parte del fruto corresponde a la denominación de origen Rías Baixas, con casi el 60% del total. En esta D.O. la vendimia se inició el pasado día 8 de septiembre y está previsto que finalice a mediados de octubre, con la recogida de aproximadamente 36 millones de kilos. Rías Baixas es la denominación de mayor dimensión de las gallegas, con más de 5.000 viticultores, una superficie de cultivo que supera ligeramente las 4.000 hectáreas y más de 180 bodegas.

Las previsiones en esta denominación de origen indican, además, que la vendimia será de las mejores de la historia en cuanto a calidad, a pesar de que puede disminuir en cantidad alrededor de un 7% respecto a la pasada campaña, según los primeros cálculos estimativos que maneja su consejo regulador.

Por volumen de uva a recoger, la siguiente denominación es la del Ribeiro. En ella está previsto vendimiar unos 10 millones de kilos, frente los 9,6 millones de la anterior campaña. A continuación estaría la D.O. Ribeira Sacra, con una previsión de 6 millones de kilos (en el 2017 se recogieron 5,5 millones). Luego vendría Valdeorras, con 5 millones de kilos (4,2 el pasado año) y por último Monterrei, con una previsión de 4 millones de kilos, frente los 2,8 recogidos en la vendimia anterior.

Además, la Xunta y el Gobierno central coordinan los recursos para garantizar el control de entrada de la uva foránea en la provincia de Ourense.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, participó en una reunión celebrada en la Subdelegación de Gobierno con el objeto de coordinar los recursos de los Gobiernos central y autonómico para el control de la entrada de uva foránea en la provincia de Ourense en estas fechas de vendimia. En la reunión también participaron el subdelegado de Ourense, Emilio González Afonso, responsables de la Policía Nacional y Autonómica y de la Guardia Civil, así como responsables de los consejos reguladores de las denominaciones de origen existentes en la provincia.

D.O. Calificada Rioja

En la D.O.Calificada Rioja continúan con la difusión de los resultados de los muestreos del seguimiento de la maduración. En la cuarta semana la actividad continua en la zona de Rioja Oriental donde la vendimia generalizada de las variedades blancas ha dado paso a la entrada de las primeras uvas de la variedad Tempranillo. En el caso de las variedades tintas, en Rioja Oriental, y especialmente en Navarra, la situación se aproxima a vendimia.

Los últimos resultados muestran que en la zona de Rioja Oriental se observa una importante aceleración de la maduración con una correcta evolución de la graduación alcohólica, destacando los buenos parámetros de IPT, Antocianos e IC. Desde la dirección técnica del Consejo Regulador, aconsejan “mantener especialmente la atención en los valores de acidez y pH”.

Seguimos, por tanto, hablando de un buen estado sanitario con un comportamiento general similar a un año normal aunque, tras las recientes precipitaciones, el Consejo Regulador alerta esta semana de posible riesgo de inicio de Botrytis por lo que desde los servicios técnicos recomiendan “mantener la actual intensidad de vigilancia en el viñedo”.

En las zonas de Rioja Alta y Rioja Alavesa se observa un importante salto en los valores de maduración, que evolucionan adecuadamente, recomendando, en este caso, “prestar especial atención a la evolución de los valores de acidez y pH”.

Con respecto al peso medio de los racimos, Pablo Franco, director del Órgano de Control, afirma que “no ha habido una evolución significativa y que tienen mayor peso, observándose granos de uva de mayor tamaño si lo comparamos con otros años de Rioja”.

Las buenas condiciones de la semana pasada han permitido recuperar el retraso fijado en 4-5 días con una campaña normal de Rioja; se hace notar más en las variedades Viura y Garnacha, con un ligero retraso de 3-4 días sobre un año medio de la región.