Estados Unidos pasa de facturar 24,5 millones de dólares a poco más de 9 millones, con fuerte pérdida también en volumen, según publica el Observatorio Español de Mercados del Vino (OeMV).

Las ventas a Hong Kong, puerta de entrada a China, también se desploman, en ambos casos con el vino envasado como protagonista negativo.

Reino Unido se consolida como primer mercado en volumen al crecer más del 20%

Pese a la fuerte caída de China y Hong Kong, Estados Unidos exportó un 6% más de vino a nivel global gracias al excelente aumento de Reino Unido, que se consolida como su primer mercado, y de Francia, entre otros. Precios más bajos redujeron no obstante la facturación (-9%), con Canadá como primer inversor en vino de EE.UU. pese a registrar caídas.

Como viene ocurriendo con Reino Unido en los últimos años, las exportaciones de vino de Estados Unidos a Alemania, importante distribuidor, pasan de envasado a grane, según el informe realizado por OeMv.