La hostelería española superó en 2017 los 300.000 establecimientos, empleó a 1,6 millones de trabajadores y tuvo una facturación de 129.450 millones de euros, que representan en términos de VAB un 7,2% del PIB nacional. Datos publicados en el “Anuario de la Hostelería de España 2018” realizado por Hostelería de España.

En 2017 la aportación de la hostelería a la economía sube una décima respecto al año anterior (7,2% en 2017 frente a7,1% en 2016). Del total un 5,5% procede de los servicios de restauración y un 1,7% del alojamiento.

Por lo que respecta a la cifra de negocio aumentó un 4,7% manteniéndose el nivel de empleo en prácticamente la misma cifra que el año anterior con los prexios en la misma línea de moderado ascenso que en 2016.

Dentro de la hostelería, los establecimientos de comidas y bebidas sonlos que más representación tienen, con cerca del 90% del total, superando los 277.000 locales enn2017, un 1,1% más que el año anterior.

Los bares son los más numerosos dentro del grupo de restauración y representan un 60%, aunque llevan varios años en descenso. Su ritmo de caída en 2017 fue de un 0,4% sumando en este año 184.430 establecimientos. Aunque bajan en número crece su producción un 0,9% hasta los 39.094 millones de euros.

Por detrás de los bares en volumen se sitúan los restaurantes con un total de 76.492 establecimientos en 2017 y un crecimiento del 3,8% respecto a 2016. La producción de los restaurantes es la más importante del sector con 49.000 millones de euros, un 4,9% más que el año anterior.

En cuanto al grupo de colectividades y catering continua suponiendo los mayores crecimientos del sector, con un incremento en 2017 de un 5,6% alcanzando los 16.617 locales. La producción creció un 6,2% respecto al año anterior, con un total de 10.744 millones de euros.

Foto cedida por el restaurante Root de A Coruña