Un 0,1% más de consumo de vino en los hogares españoles hasta los 174,4 millones de litros, resulta un 8,3% más caro, elevando la facturación hasta los 476 millones de euros. Si sumamos las bebidas con vino, el consumo supera los 200 millones de litros y los 520 millones de euros, según datos del Observatorio Española del Mercado del Vino (OeMv).

Lideran el crecimiento global los vinos con denominación de origen protegida (D.O.P.), aunque con fuerte crecimiento de los IGP y de los vinos de licor.

Los españoles consumieron vino y bebidas con vino en casa por un valor de 521 millones de euros, un 6,5% más, por los 498 millones destinados a la cerveza, que creció un 2,5%.

Ambas categorías se han ido aproximando en facturación durante los últimos años, si bien el vino mantiene su liderato pese a que la cerveza duplica al de vino en términos de volumen. El consumo de vino se mantuvo estable en este primer semestre pese a que el precio medio subió cerca del 10%.