Castilla-La Mancha es el segundo productor de aceite de olivar de España y el segundo del mundo, según palabras del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo. También ha recordado la puesta en marcha de una nueva convocatoria para que las cooperativas se constituyan como agrupaciones de productores, que contarán con ayudas públicas de 400.000 euros por proyecto.

Castilla-La Mancha, con 83.000 oleicultores, es el segundo productor de aceite de oliva virgen extra de España y a nivel mundial, un sector se ha fortalecido gracias a la unión de sus cooperativas, bien como entidades asociativas prioritarias de interés regional puestas en marcha por el Gobierno regional o a través de las ayudas de agrupación de productores que, en una nueva convocatoria actualmente abierta con 400.000 euros por proyecto, posibilita que defienda mejor los productos de valor en los mercados, negociando “mejor en la cadena agroalimentaria”.

Martínez Arroyo ha hecho un llamamiento para que todas las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas de la región aprovechen estas ayudas que se ponen cada año a disposición de las figuras de calidad de la región “para promocionar mejor nuestros productos” porque “son nuestra mejor tarjeta de presentación, no solamente en nuestro país sino en el mundo”.

Como ejemplo, la Denominación de Origen Montes de Toledo es la única de España que puede incluir en sus envases el logotipo de la Dieta Mediterránea, dos palabras que, unidas, “son reconocidas por los consumidores de todo el mundo como dieta saludable y una forma de entender la vida muy positiva y relacionada con la cultura mediterránea” y ha animado al Grupo Montes Norte a incluirlo en sus envases porque “de esta manera llegamos a más lugares y hacemos mejor al medio rural”.

Preguntado sobre la previsión de la campaña de la aceituna en la región, generalizada en estos momentos en toda Castilla-La Mancha, el consejero ha indicado que se prevé “buena” con “una producción más alta que el año pasado, que fue de las más bajas en producción de aceite”, esperándose alrededor de las 120.000 toneladas de aceite de oliva.

Se trata, ha significado, de “datos muy buenos” para un sector que cada vez es “más potente”, que está “mejor organizado” y que “vende mejor sus productos”. De este modo, llegan al consumidor vinculados “con la salud”, a través de la Dieta Mediterránea y con grupos como Montes Norte o OleoToledo, en las provincias de Ciudad Real y Toledo, de gran tamaño y que “son capaces de competir bien en los mercados”; esperando que se consigan precios positivos que permitan garantizar la renta y permitan la viabilidad de las más de 83.000 explotaciones de olivos existentes en la región.

Estas declaraciones del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural han sido realizadas en una visita que realizó al Grupo Montes Norte.