Hace pocos días ha sido creada en Haro la Asociación de Viticultores de La Rioja Alta (AVIRA), una nueva organización que surge como resultado de los desacuerdos y tensiones entre ambas comarcas de La Rioja.

Mercados del Vino y la Distribución ha tenido acceso a sus estatutos y sus finalidades son:

  • Trabajar por la defensa de la vitivinicultura de la Rioja Alta.
  • Promocionar el territorio de Rioja Alta y sus productos específicos vinculados con la vitivinicultura en todos los foros vinculados con la actividad.
  • Defender el paisaje, el territorio, el patrimonio y la cultura vinculada al mundo del vino y del cultivo de la vid.
  • Mejorar al formación y al cualificación en lo que se refiere a las prácticas vitivinícolas y de conservación de los espacios en el territorio
  • Sensibilizar sobre la importancia de la vitivinicultura en la Rioja Alta y sobre sus necesidades especificas.

AVIRA ha sido creada por miembros de ASAJA que, según han manifestado, no tienen intención de abandonar –al menos por ahora– dicha organización. La causa aducida para el nacimiento de la nueva asociación es la impresión de que no se tienen debidamente en cuanta los intereses de la comarca de Rioja Alta.

El malestar en Rioja Alta tiene que ver con el reparto del viñedo y la política de rendimientos, que consideran injusta, pues consideran que favorece desproporcionadamente a la Rioja Baja. También indican problemas de representatividad y que los acuerdos de los grandes grupos siempre benefician a la Rioja Baja.