El director general de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno valenciano, Roger Llanes, junto a representantes del sector agrario valenciano, realiza una visita a las islas Baleares con el objetivo de conocer in situ los efectos de la Xylella fastidiosa y los trabajos desarrollados por el Gobierno de las Islas Baleares para su contención. Por otra parte, el Consell valenciano ha llegado a un acurdo con el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante para informar sobre la Xylella fastidiosa.

Roger Llanes ha explicado que el grupo que se ha desplazado a Baleares ha podido comprobar los efectos destructores de la Xylella y “la necesidad de, al menos, hacer todo lo que esté a nuestro alcance para impedir que, en la provincia de Alicante se den las mismas imágenes de destrucción y pérdida de valor agrícola y paisajístico que en Baleares”.

El día 2 de octubre, se inició la jornada en Palma de Mallorca con la visita de las instalaciones de la conselleria balear en materia de investigación y experimentación que trataron la Xylella, en la que se explicó los trabajos que se llevaron a cabo, y concluyó con la visita a nuevas plantaciones de almendros.

Roger Llanes ha señalado que durante ese día todos los integrantes del grupo pudieron constatar el alcance de la infección por Xylella, que en esta isla afecta a multitud de plantas, incluidas las ornamentales, pero con especial incidencia en viña y almendro, árbol que en un plazo de entre seis y ocho años muere tras el contagio, en secano, quedando un paisaje de cultivos secos y un descenso drástico de la producción.

Los técnicos baleares han explicado que en condiciones de secano no es factible el cultivo del almendro en convivencia con la Xylella fastidiosa. Sin embargo, dada la extensión de la infección (que afecta a toda la isla) y el gran número de especies vegetales afectadas, no es posible erradicar la bacteria. La condición de insularidad dificulta la difusión de la infección a la península, y solo cabe plantearse estrategias de adaptación.

El miércoles 3 de octubre, la visita ha continuado en Ibiza, donde se han conocido las instalaciones dedicadas a la investigación, así como plantaciones de olivos centenarios y otros de agricultura ecológica afectados por la Xylella en la isla.

En Ibiza se da la subespecie “pauca” de la Xylella, una de las cepas más virulentas. Esta subespecie ataca al olivo y esta provocando la muerte acelerada de miles de olivos en la isla, algunos de alto valor y edad. Como en Mallorca, ahora mismo, las condiciones de dispersión de la Xylella en Ibiza y el hecho de ser una isla, no permiten otra estrategia que la adaptación a las condiciones existentes.

Por otra parte, el Pleno del Consell ha aprobado un convenio de colaboración entre la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante (COIAL) para informar sobre la Xylella Fastidiosa.

El acuerdo tiene como objetivo apoyar la realización, por parte del COIAL, de la labor de formación, información, asesoramiento y divulgación a los agricultores sobre las novedades que se vayan produciendo en la evolución de la enfermedad causada por la Xylella fastidiosa.

Se considera importante la aportación técnica que pueden realizar los 1.600 colegiados del COIAL, ubicados en su desempeño profesional en la zona en que actualmente está detectada en España la enfermedad. Como aportación a la realización de las actividades, la conselleria abonará al COIAL 18.000 euros.