La Federación Española de Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha celebrado el V Madrid Food & Drink Summit 2017, el evento que ha reunido a más de 500 profesionales para debatir los retos y celebrar los 40 años de la fundación de FIAB.

En su V edición, el Madrid Food & Drink Summit ha querido abordar la dinamización del sector, siendo el tamaño de las empresas uno de los factores con mayor incidencia. El presidente de FIAB, Mané Calvo, ha destacado los pasos dados en esta dirección, destacando la industria de alimentación y bebidas como un sector empleador. Así, la industria ha alcanzado en 2016 un crecimiento del 3,4% de afiliados a la Seguridad Social, un datos que pone de relieve el papel estratégico de la industria para España.

La Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha puesto en valor el papel estratégico del sector en el desarrollo y crecimiento de España durante estos cuarenta años. “Este es el primer sector industrial del país y podemos sentirnos orgullosos de lo que aporta y de ser embajadores de calidad, seguridad y prosperidad en el mundo”.

La competitividad de las empresas de la industria de alimentación y bebidas y su capacidad de abordar el mercado global, son algunos de los retos que el sector está afrontando como parte de su compromiso al crecimiento económico de nuestro país. Lograr un sector eficiente, ágil y dinámico, condiciones indispensables para impulsar la imagen de España en el exterior al mismo tiempo que asientan las bases de una industria estratégica para el futuro de España.

El evento ha ofrecido el análisis de las principales organizaciones empresariales de España sobre las claves en la promoción de la dinamización del sector. Así, el presidente de CEOE, Juan Rosell, ha animado a los empresarios a reforzar las inversiones que incentiven factores diferenciales de competitividad y crecimiento. Además, ha destacado “la necesidad de ganar tamaño como punto decisivo para el futuro de la industria española”. Por su parte, Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente del Círculo de Empresarios, incidió en las oportunidades potenciales en la internacionalización de la industria de alimentación y bebidas como puntales de crecimiento del sector.

La capacidad y dimensión de las empresas de alimentación y bebidas para abordar los mercados nacionales e internacionales ha sido tema central de la mesa que ha liderado José Luis Ruiz Expósito, de EY, en la que se han analizado casos de éxito de empresas españolas. Mauricio González-Gordon, presidente de González Byass ha destacado la capacidad de anticipación y el valor familiar como clave de crecimiento. En su intervención ha manifestado que cinco fueron las claves que les permitieron llegar a los mercados internacionales. “La primera hacer un buen análisis de las tendencias del sector, no sólo coyunturales, sino las estructurales; en segundo lugar, desarrollar una estrategia y ser fieles a ella durante un periodo largo de tiempo; en tercer lugar, saber que valores teníamos que cambiar en la compañía y cuáles tenías que retener”. En cuarto lugar, “hemos sido prudentes a la hora del endeudamiento y eso nos ha ayudado en los momentos de crisis y finalmente hemos procurado dialogar mucho en la familia para tener el respaldo y el apoyo de toda la familia en todo el proceso”. Hoy en día González Byass está produciendo en doce orígenes (10 en España, uno en Chile y otro en México). En cuanto a comercialización, se han establecido para comercializar directamente en Reino Unido, México y Estados Unidos, además de tener equipos en Brasil, México…

Durante la jornada, FIAB ha entregado sus reconocimientos anuales, premiando el esfuerzo y la trayectoria de profesionales ligados a la industria de alimentación y bebidas. El reconocimiento ha recaído en el prestigioso periodista Fernando Ónega en la categoría de Medios de Comunicación. Además, FIAB ha valorado el papel de dos representantes en el Parlamento Europeo, Pilar Ayuso y Clara Aguilera, por su contribución en la construcción de una Europa equilibrada y cohesionada y que apuesta por la competitividad agroalimentaria. Además la Federación ha ofrecido un pequeño homenaje a las figuras de Jaime Lamo de Espinosa y, a título póstumo, a Fernando Abril Martorell, como artífices de la Transición que consolidaron los primeros pasos en la evolución de los 40 años de FIAB y de la industria de alimentación y bebidas.