El informe muestra que el vino con denominación de origen sitúa a Galicia en el tercer puesto por comunidades autónomas en términos de valor. El Además, el conselleiro de Medio Rural adelantó que la Xunta convocará la próxima semana las subvenciones por valor de 2,1 millones de euros para apoyar en los próximos dos años la promoción del producto en mercados de terceros países.

Los vinos gallegos amparados con sellos de calidad incrementan el valor de sus ventas en el mercado español, en el canal de la alimentación. Esta proyección del sector vitivinícola gallego fue destacada el pasado 27 de noviembre por el conselleiro del Medio Rural, José González, en la presentación de un informe de la Fundación Juana de Vega sobre la comercialización de los vinos gallegos, en este caso referido al mercado español.

El titular de Medio Rural explicó que el informe de esta Fundación constata que en el último año creció alrededor del 6% el valor de las ventas del vino gallego en el mercado español, en el canal de la alimentación, lo que implica una revalorización del producto que llega a los hogares. Además, el vino con denominación de origen sitúa a Galicia en el tercer puesto por comunidades autónomas -solo superada por La Rioja y Castilla y León– en términos de valor, con respecto a la cuota de mercado nacional.

Además, en el canal de alimentación, específicamente, los vinos gallegos mejoran su cuota de mercado nacional hasta un 5,4% en volumen y hasta el 6,6% en valor, gracias a su mejora en participación en los hipermercados y supermercados. En el canal de hostelería también tienen un buen posicionamiento, situándose en el 8,5% en volumen y en el 10% en valor. El producto gallego gana presencia en territorios importantes, como Madrid, Barcelona y el área Mediterráneo.

Por esto, el conselleiro trasladó que es muy relevante el desarrollo de la imagen de los vinos gallegos, así como la expansión de su conocimiento y notoriedad como base para asegurar el desarrollo y la sostenibilidad futura de los vinos de calidad gallegos. Al hilo de esto, recordó que Galicia exporta ya sus vinos a más de 80 países de todo el mundo y una de cada cinco botellas producidas en nuestra comunidad se vende en el mercado exterior.

Precisamente para consolidar esta proyección internacional, José González adelantó que la Xunta convocará en el Diario Oficial de Galicia la próxima semana las subvenciones por valor de 2,1 millones de euros para apoyar nos próximos dos años a promoción del producto en mercados de terceros países, fuera de la Unión Europea.

José González explicó además que pueden acogerse la estas subvenciones las empresas vinícolas, las organizaciones de productores, los órganos de gestión y de representación de las denominaciones de origen protegidas y de las indicaciones geográficas protegidas de vino y las entidades de exportación participadas exclusivamente por empresas de este sector. También se podrán beneficiar de estas aportaciones las entidades asociativas sin ánimo de lucro participadas exclusivamente por empresas del sector vitivinícola, que tengan entre sus fines a promoción exterior de los vinos y las cooperativas que comercializan vinos elaborados por ellas o por sus asociados.

Los mejores embajadores

El conselleiro defendió que este ámbito productivo clave para lo rural gallego tiene que “seguir abriendo fronteras” porque, añadió, “no tenemos mejores embajadores de lo que es Galicia” que nuestros vinos.

En esta línea, José González destacó la calidad como señal distintiva de los vinos gallegos y dijo que precisamente para apuntalar este sector la Xunta y la Fundación Juana de Vega trabajan desarrollando una estrategia específica. Se trata, señaló, de una “estrategia transversal que junta territorio, economía y turismo”.

El objetivo de esta iniciativa es mejorar el posicionamiento de los vinos gallegos en su conjunto, reforzar su imagen de marca e identidad vinculada a los diversos territorios en los que se producen y mejorar la eficacia de la promoción y comercialización en conjunto de productos turísticos vinculados la esta actividad. Un sector que el conselleiro definió como “el principal elemento dinamizador de los territorios que componen nuestras denominaciones de origen y nuestras indicaciones geográficas protegidas”. En esta misma línea, el conselleiro animó al sector a seguir creciendo a partir de su ya importante peso específico en Galicia que -recordó- se materializa en casi 14.000 viticultores, más de 450 bodegas, 9.000 hectáreas de superficie de viñedos y alrededor de 60 millones de kilos de uva producidos.