El Vilosell, vino emblema del proyecto más personal de Tomàs Cisiné, celebra su 15º aniversario con la salida de la nueva añada al mercado.

Tomàs Cusiné va ahora más allá de la producción ecológica, introduciendo prácticas de biodinámica en su línea de vinos de finca y se encuentra en una fase de crecimiento.

Exporta más del 70% de su producción anual y distribuye sus vinos mundialmente, en más de 30 países de Europa, América, Asia y Oceanía.

De la superficie de parcelas de viña de montaña son 30 las hectáreas que se encuentran por encima de los 700 metros de altura.

El Vilosell 2016 procede de la estricta selección manual de uva de tres variedades ( tempranillo, syrah y garnacha). Es un vino ahumando con aromas picantes de fruta negra y azul, chocolate negro con un toque de pimienta. Aterciopelado y atractivamente dulce, ofrece en boca el sabor de arándanos y moras con un toque de moka. Goza de gran persistencia y amplitud.