El Vino Pródigo y Viña Ane (Bodega del Monge-Garbati), ambas de San Vicente de la Sonsierra, se integran en Bodegas Familiares de Rioja, que supera ya la cifra de 50 asociados y 150 bodegas representadas en el pleno del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

La asamblea de Bodegas Familiares de Rioja aprobó el pasado viernes, 20 de septiembre, por unanimidad la incorporación de los dos nuevos miembros, que comparten con el resto de integrantes sus principios básicos fundacionales, como son el interés de negocio en la DOCa Rioja, la posesión de viñedo en propiedad y una limitada dimensión que encaja dentro de la tipología de pequeña y mediana bodega.

El Vino Pródigo es el proyecto personal de Pedro Peciña, en San Vicente de la Sonsierra, que ha puesto en marcha comenzando de cero con unos viñedos en propiedad que heredó de su madre. Forma parte de la nueva generación de enólogos y productores que están mostrando una Rioja mucho más ricas y diversa. Del Monge-Garbati, Viña Ane, es también una bodega de San Vicente propiedad del matrimonio formado por Eduardo Monge y Lorena Garbati. Son viticultores, con producciones muy limitadas y vinos de calidad que embotellan con la marca Viña Ane y procedentes de sus alrededor de cinco hectáreas de viejos viñedos de la Sonsierra.

Según manifiestas desde Bodegas Familiares de Rioja seguirán defendiendo en el Consejo Regulador y en el resto de instituciones la mejora de la calidad de los vinos de Rioja y la diferenciación de producciones.