En el marco de una nueva reunión de la Mesa de Interlocución Agraria, Juanma Moreno plantea la necesidad de una línea de actuación conjunta entre la Junta y el Gobierno de la Nación. Además. apuesta por situar el aceite de oliva andaluz en los mercados emergentes y reclama al Gobierno que defienda ante la UE las reivindicaciones del sector. También hace refencia al problema que tiene el aceite de oliva con el precio.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha transmitido el miércoles, 3 de junio, a la Mesa de Interlocución Agraria el firme apoyo del Ejecutivo andaluz al aceite de oliva, un sector al que considera «estratégico» para la economía de Andalucía, y ha advertido que sólo desde la colaboración «leal» con el Gobierno de España y con las autoridades europeas se podrá conseguir remontar la crisis de precios.

En dicha reunión, en la que estuvo presente la consejera del ramo, Carmen Crespo, Moreno ha podido conocer de primera mano las inquietudes de las organizaciones agrarias y cooperativas, entre las que se encontraban la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

«En Andalucía tenemos un problema serio con el precio del aceite de oliva y actuaremos en consecuencia y de manera muy leal. El Gobierno andaluz va a hacer su parte, pero, evidentemente, necesitamos que se constituya pronto el Gobierno de la Nación para que, junto con las autoridades europeas, luchemos todos con el objetivo de que nuestro aceite de oliva siga generando riqueza y progreso», ha manifestado.

La Mesa de Interlocución Agraria, celebrada este miércoles, ha mantenido un diálogo centrado en el sector olivarero y en las necesidades de éste. Juanma Moreno ha trasladado la «total implicación y respaldo» del Gobierno andaluz al aceite de oliva, «un producto de calidad y señero de nuestra tierra».

En este sentido, ha planteado las distintas medidas de actuación que está llevando a cabo el Ejecutivo andaluz para que el aceite de oliva continúe siendo un producto «fundamental» que, además de fijar la población en los pueblos del interior, contribuye al desarrollo de la región.

Así, ha destacado la promoción del aceite de oliva en mercados emergentes; la incorporación de nuevos inspectores con el fin de «intensificar las medidas de control sobre la calidad y la trazabilidad del aceite», así como actuaciones de promoción del producto también en colaboración con la Consejería de Salud como producto saludable, y la puesta en marcha de fórmulas para que los agricultores puedan canalizar sus productos hacia nuevos mercados a través de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda).

«Vamos a trabajar para que cada vez más consumidores para que ese precio del aceite suba. Por eso es imprescindible la ayuda y la colaboración del Gobierno de España y de las autoridades europeas. Desde Andalucía —ha añadido—, vamos a actuar de manera leal para que entre todos empujemos en la misma dirección y consigamos que nuestros agricultores tengan un precio digno, razonable y justo».

Los propios representantes del sector presentes en la reunión han puesto en valor el hecho de que el presidente se siente en la misma mesa mostrando, con este claro gesto, «su implicación personal para encontrar las mejores soluciones que permitan al aceite de oliva andaluz seguir siendo un producto de calidad y excelencia».

 

Pie de Foto: Un momento de la reunión de la Mesa de Interlocución Agraria, celebrada este miércoles y presidida por Juanma Moreno y Carmen Crespo. © Junta de Andalucía