El profesor de la Universidad de Oviedo y miembro fundador de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición, Antonio Blanco, ha recibido esta mañana el “III PREMIO ASEDAS al mejor artículo de la revista Distribución y Consumo”, que edita MERCASA.

El trabajo premiado “Reducción de pérdidas y desperdicios alimentarios y bienestar social: una relación posible” analiza las implicaciones sociales del excedente alimentario y la necesidad de abordarlo desde una triple perspectiva de sostenibilidad económica, social y ambiental.

Ignacio García Magarzo, director General de ASEDAS, ha recordado en el acto de entrega del premio que, según datos de la Unión Europea, la distribución es únicamente responsable del 5 por ciento del desperdicio, frente al 11 de la producción primaria, el 12 de la restauración, el 19 del procesamiento de alimentos y el 53 de los hogares.

Con las acciones destinadas a la reducción del excedente alimentario como ejemplo, ASEDAS defiende que cualquier acción al respecto debe abordarse desde un enfoque que abarque la totalidad de la cadena alimentaria: desde la producción hasta el consumidor final –con especial foco en los sectores que más desperdician-.

La lucha contra el excedente alimentario es, en todo caso, solo una parte del compromiso de las empresas que configuran la Asociación con los tres pilares de la Responsabilidad Social Corporativa: la responsabilidad económica, social y medioambiental, expresados en el Libro Verde de la RSC de la Comisión Europea.