Los ministros de Agricultura de España, Francia y Portugal, junto al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el consejero de Agricultura, Narvay Quintero, han coincidido en la necesidad de garantizar el mantenimiento del Programa de Opciones Específicas por la Lejanía e Insularidad (POSEI) en el marco europeo después de 2020.

Santa Cruz de Tenerife ha acogido una jornada de trabajo con la presencia de los ministros de Agricultura de Francia, España y Portugal, Isabel García Tejerina, Stéphane Travert y Luís Capoulas, junto a Fernando Clavijo y Narvay Quintero, promovida por Canarias con el objetivo de establecer criterios comunes respecto a la modificación de la PAC y las ayudas europeas para el agro de las Islas a partir de 2020.

Fernando Clavijo ha destacado que haya sido en Canarias donde se hayan reunido los ministros de Agricultura de los tres países con regiones RUP de la Unión Europea y ha señalado la importancia de que exista «un compromiso para que el POSEI quede al margen de la negociación de la Política Agraria Común pues refleja unas condiciones singulares que tenemos como regiones ultraperiféricas». «Ir juntos y que tengamos claro la importancia del sector primario en las RUP es fundamental para iniciar la negociación sobre el futuro de la política agraria común», ha indicado Clavijo.

Isabel García Tejerina agradeció el esfuerzo de los ministros de Francia y Portugal por asistir a esta cumbre porque dijo que a los tres países «nos preocupa y nos ocupa el futuro del sector y queremos estar cerca de nuestros productores». La ministra española ha explicado que los objetivos de este encuentro son revitalizar el trabajo en conjunto» y ha calificado el POSEI con una herramienta «fundamental para dar vitalidad a las zonas rurales de las regiones ultraperiféricas, trabajaremos para que haya un marco financiero adecuado en el nuevo presupuesto que se empieza a negociar».

El ministro francés, Stéphane Travert, destacó la importancia de este encuentro «para dar ese impulso a la cooperación entre Francia, España y Portugal y abordar la Política Agraria Común, el régimen POSEI y la firma del Comité mixto para el subsector del plátano europeo». «Avanzamos en una PAC fuerte, ambiciosa, que proteja los intereses de los agricultores y constituya una red de seguridad para los mismos y los dote de un instrumento firme para hacer frente a la transición energética y medioambiental del futuro», indicó. «Hemos constatado nuestras convergencias a la hora de fijar líneas rojas a la Comisión Europea para que el primer pilar de la PAC solo esté dedicado a las ayudas directas sin cofinanciación; esperemos que en las reflexiones del nuevo modelo esto se respete», añadió.

Por su parte, el ministro portugués, Luis Manuel Capoulas, indicó que durante el encuentro mantenido han manifestado sus puntos de vista sobre la PAC, el mantenimiento de un nivel de financiación adecuado pese a las circunstancias como el Brexit y sus posibles repercusiones, y puntos convergentes sobre el futuro de las RUP, donde la agricultura tiene un gran impacto en la generación de empleo y conservación del medio ambiente y también en el sector turístico; «coincidimos en que los apoyos a las RUP se den por separado a la PAC, es necesario también que se mantenga una ficha financiera al menos equivalente a la que ha habido hasta el momento”.