Josep Roca, Peter Sisseck, Josep Buján o Ton Mata destacan las prestaciones técnicas y el origen natural del corcho como los valores más apreciados de este cierre 100% natural.

El sector vitivinícola tras un buen 2016 tiene, en términos de consumo unas previsiones optimista para este año tras alcanzar en 2016 un total de 9,8 millones de hectolitros consumidos y una tasa de crecimiento cercana al 4% .

En este contexto de crecimiento, la venta de tapones de corcho, con Portugal y España liderando la producción mundial de corcho, sigue incrementándose de forma exponencial. Estos resultados económicos están respaldados por una apuesta en firme por parte de las bodegas y los consumidores por el tapón de corcho como cierre preferido para vinos y espumosos. Buena muestra de ello es la adhesión de reconocidas figuras del sector vitivinícola a las campañas a favor del tapón de corcho puestas en marcha por la Iniciativa CORK, agrupación de asociaciones e instituciones del sector del corcho en España.

Josep Roca, sommelier de El Celler de Can Roca, elegido dos veces mejor restaurante del mundo y con tres estrellas Michelin, profesa una admiración absoluta por el corcho. El prestigioso sommelier destaca las cualidades técnicas que ofrece el tapón de corcho, como flexibilidad, estanqueidad o microoxigenación, entre otros. Además de la superioridad en la evolución y conservación del caldo, alaba con especial énfasis el encanto que encierra el tapón de corcho, al que describe como “un elemento mágico, guardián de tesoros escondidos y confidente del vino que guarda”.

Peter Sisseck, fundador y enólogo de la célebre Bodega Dominio de Pingus, confía en el tapón de corcho natural para el cierre de sus exclusivos vinos, laureados a nivel internacional por instituciones de la talla de Parker o el Instituto Masters of Wine. Sisseck vincula el vino de calidad con el tapón de corcho, y lo describe como “un orgullo de la bodega y parte esencial de la imagen que se transmite al consumidor”, porque, añade “muestra el cuidado y la seriedad de la bodega en la elaboración de su vino”.

El apoyo de los profesionales del sector vitivinícola al tapón de corcho no para de crecer, confirmando la tendencia de las bodegas, tanto nacionales como internacionales, de seguir apostando en firme por el corcho para cerrar sus vinos.