Entre las Denominaciones de Origen que han finalizado la vendimia en las últimas semana se encuentra Somontano, con más de 18.700.000 kilos de uva recogida. También ha finalizado la vendimia en la D.O. Montilla-Moriles y según ASAJA Córdoba los datos de producción suponen un 30% más que la campaña pasada en uva blanca. Por su parte la D.O. Rueda ha cerrado la vendimia con un total de 130.551.186 kilos de uva. Por su parte, la D.O. Ribera Sacra finalizó la vendimia con 6 millones de kgs. Concluye también la vendimia en Valdeorras con un total de casi 4,7 millones de uva recogida. Por otra parte, León y Bierzo registran los rendimientos de uva de calidad más bajos de toda España. Ante estos datos ASAJA León pide que se adopten medidas y acusa que la realidad no es tan mala como los datos insinúan y que parte de la producción fue vendida a otras comunidades.

La Denominación de Origen Somontano comenzaba la vendimia más tardía de los últimos años en la noche del 22 de agosto aunque era la semana siguiente cuando, de forma generalizada, los viticultores y bodegas estaban inmersos en la nueva cosecha. Prácticamente dos meses después, el Consejo Regulador da por concluida la campaña con más de 18.700.00 kilos de uva recogida.

El 71% de las hectáreas vendimiadas son de variedades tintas y el 29% restante de blancas. Por tipos de uva, el 66% de los kilos vendimiados es de tintas y el 34% restante, de blancas.

A 19 de octubre, con el 99% de uva vendimiada, se han recogido 18.667.934 kilos. De ellos, la tinta Cabernet Sauvignon (4.451.903 kgs.) y la blanca Chardonnay (3.976.819 kgs.) son las que lideran las cantidades recogidas. Tras ellas, Merlot (3.923.516kgs.), Tempranillo (1.470.370) Gewürztraminer (1.335.733), Syrah (1.177.170 kgs.), Garnacha Tinta (981.730 kgs.) y, a mayor distancia, Sauvignon Blanc (384.890 kgs.), Macabeo (319.640 kgs.), Garnacha Blanca (181.680 kgs.) Riesling (180.170 kgs), Moristel (151.123 kgs), Pinot Noir (81.040 kgs.), Parraleta (48.745 kgs.) y Alcañón (3.405 kgs). En los próximos días se acabará de recoger el fruto de 14 hectáreas de viñedos de Cabernet Sauvignon, Garnacha Tinta y Moristel que, aproximadamente, darán unos 70.000 kilos más llegando al total previsto de más de 18.700.000 kilos de uva.

El rendimiento medio en las hectáreas vendimiadas ha sido de 5.300 kilos por hectárea (frente a los 8.000 máximos autorizados por la Denominación para las uvas tintas y los 9.000 para las variedades blancas).

Desde el inicio de la campaña de recogida de la uva, las condiciones climatológicas han facilitado una recogida tranquila y escalonada de cada tipo de uva en su momento óptimo tanto a nivel de maduración como de estado sanitario.

D.O. Montilla Moriles

La organización agraria Asaja Córdoba ha informado de que la campaña de la vendimia en la zona Denominación de Origen Montilla-Moriles ha concluido con unos datos de producción que suponen un 30 por ciento más que la campaña pasada en uva blanca.

Esta vendimia, caracterizada por comenzar tres semanas más tarde que el año anterior, tiene unos datos finales de producción de 44 millones de kilos de uva blanca. De la uva tinta, la producción es similar a la campaña anterior, en torno a los 3,5 millones de kilos, que ya fue baja debido fundamentalmente al arranque de estas variedades en la zona.

Sobre los precios, las bodegas han liquidado en torno a 0,42-0,43 euros el kilo de uva y las cooperativas, la uva de la campaña anterior, a 0,63 euros el kilo.

Respecto a la climatología que ha acompañado la vendimia hay que decir que ha sido buena, excepto las tormentas de finales de agosto y recientemente algo de lluvia que ha podido entorpecer la recogida. No obstante, la calidad de la uva es excelente.

D.O.Rueda

La Denominación de Origen Rueda ha finalizado la vendimia con un total de 130.551.186 kilos de uva recogidos. De ellos, el 99,07% corresponde a uvas blancas. La variedad autóctona Verdejo supone el 86,27% de la producción total, con 112.627.062 kilos acogidos.

La vendimia comenzó la noche del 31 de agosto con la variedad Sauvignon Blanc, cuyo ciclo vegetativo es más corto que el del resto de las variedades y con una maduración más temprana. Una semana después comenzaba la recogida de la variedad Verdejo. Una de las características principales de esta vendimia en la D.O. Rueda ha sido la falta de precipitaciones. Una situación que ha facilitado las labores en el campo, y que ha contribuido al excelente estado sanitario con el que la uva ha entrado en bodega. Jesús Díez de Íscar, director técnico de la D.O. Rueda, asegura que “la campaña se ha desarrollado con total tranquilidad, en condiciones óptimas y con notables diferencias entre las temperaturas diurnas y nocturnas. Se ha ido vendimiando según lo indicaban los índices de madurez de cada parcela, buscando el mejor equilibrio entre el grado y la acidez, lo cual es fundamental para elaborar vinos de gran calidad”.

La superficie registrada ha sido de 16.358,11 hectáreas, con un incremento de 1.673,04 has. respecto al año pasado. De ellas, el 97,22% (15.904,09 has.) corresponden a variedades blancas y de éstas, el 86,7% corresponden a la Verdejo. Este año, en la vendimia de la D.O. Rueda se han registrado 1.540 viticultores y 69 bodegas elaboradoras, entre las que se encontraban dos bodegas nuevas.

D.O. Ribera Sacra

Ribera Sacra finaliza la vendimia con 6 millones de kgs y se caracteriza por la gran presencia mediática dado el creciente interés nacional e internacional por la viticultura y los vinos de la Denominación de Origen.

Tras un año en el que los viticultores de la D.O. Ribeira Sacra han tenido que luchar contra el mildiu y el granizo que afectaron puntualmente a algunas bodegas, los trabajos de esta vendimia 2018, que se iniciaron el pasado 11 de septiembre, se han visto favorecidos por unas excelentes condiciones meteorológicas que contribuyeron al estado óptimo de la uva y a la fijación de su acidez.

Han sido un total de 39 días de intensa actividad en los viñedos y en las bodegas donde los viticultores se afanaban en la recogida y el transporte de las uvas. La vendimia de la Ribeira Sacra se ha convertido, de hecho, en un verdadero motor económico que genera miles de empleos directos e indirectos contribuyendo a un desarrollo sostenible del territorio. Se calcula que ha generado cerca de 3.000 empleos directos y producido unos tres millones de euros en salarios.

Por otro lado, este año tuvo lugar la primera vendimia nocturna en Ribeira Sacra de la mano de dos bodegas pertenecientes a la Denominación de Origen: Don Cosme y Finca Cuarta. Lejos de ser una excentricidad vanguardista, la elección de la noche para vendimiar está justificada desde el punto de vista enológico.

En esta campaña elaborarán vino bajo el amparo de la Denominación de Origen 93 bodegas y se han cumplido las expectativas que barajaba el Consejo Regulador al inicio de la campaña en cuanto a calidad y cantidad.

Los datos oficiales de recogida a fecha 19 de octubre, finalizada ya la recogida de uva en el territorio de la Denominación de Origen es: Total de kgs recogidos 6.170.995

Por variedades:

Variedades tintas: Mencía,207.735 kgs; Brancellao, 42.912 kgs; Merenzao, 946 kgs; Caiño, 899 kgs; Garnacha, 751 kgs; Mouratón, 231 kgs; Sousón, 906 kgs y, Tempranillo, 945 kgs

Variedades blancas: Albariño, 246 kgs; Dona Branca, 936 kgs; Godello, 009 kgs; Loureira, 543 kgs; Torrontés, 835 kgs y Treixadura, 101 kgs.

D.O. Valdeorras

Después de 40 días desde su inicio, concluye la vendimia en Valdeorras con un total de casi 4,7 millones de kilos de uva recogidos. El presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando, compareció el ante los medios de comunicación para hacer balance de una campaña que se singulariza, especialmente, por la “óptima calidad de la uva”, destacó.

En relación al año pasado, la cifra de kilos recogidos asciende en un 15%. Por variedades, se sitúa a la cabeza en cantidad la uva godello (con más de 2,6 millones de kilos), seguida de la mencía, con más de 1,4 millones de kilos. En tercer lugar se encuentra la garnacha tintorera, con más de 357.000 kilos.

De palomino fino (jerez) se han recogido más de 170.000 kilos y de sousón un total de 44.000. Tras estas variedades, aparecen la tempranillo (casi 19.000 quilos), la albarello (más de 13.000 kilos), y la merenzao (cerca de 6.000 kilos). En las últimas posiciones tenemos la treixadura (más de 2.100 kilos), la doña blanca (casi 1.500 kilos), la negreda o mouratón (746 kilos), la caíño tinta (683 kilos) y el gran negro (80 kilos).

García Pando se refirió específicamente a las variedades sousón y albarello como “dos tipos de uva que pueden aumentar las posibilidades de ofrecer vinos diferentes en el territorio amparado”.

“Solo puedo decir para finalizar que más allá de los fríos datos cuantitativos, un año más la uva recogida en Valdeorras permitirá elaborar unos vinos blanco y tintos magníficos para que puedan ser disfrutados por todo tipo de paladares, incluidos los más exigentes”, afirmó García Pando durante su intervención ante los medios. “A pesar de las plagas que afectaron a los viñedos, toda la uva recogida ha tenido una calidad excelente”, afirmó.

“Nuestros vinos gozan cada vez más de una prestigiosa reputación, ganan concursos internacionales y están entre los mejor puntuados en diferentes publicaciones especializadas. Venimos, además, de acreditarnos con la certificación ENAC. Todo esto debe permitirnos superar la cifra de producción que colocamos en los mercados extranjeros, y que en la actualidad se sitúa en torno al 10%”, afirmó.

D.O. León y D.O Bierzo

León registra los rendimientos de uva de calidad más bajos de toda España. La organización agraria ASAJA de León pide una reflexión a las administraciones con competencias en política agraria, y a los operadores del sector, ante el hecho de que las dos denominaciones de origen en el sector del vino registren los rendimientos de uva por hectárea más bajos de toda España.

A lo largo de esta semana se han conocido los datos de uva controlada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, de 11,2 millones de kilos de uva, lo que supone rendimientos por hectárea próximos a los 4.000 kilos. Así mismo se han conocido los datos de producción de uva en la D.O. Tierra de León (ahora D.O. León), que con 1.400 hectáreas inscritas, ha controlado 3,5 millones de kilos de uva, con rendimientos por lo tanto de 2.500 kilos de uva por hectárea. Si convenimos que unos rendimientos medios razonables son los 6.000 kilos por hectárea, el déficit productivo en la D.O. Bierzo es del 33,3%, mientras que en la D.O. León es del 58,3%.

ASAJA León niega que los rendimientos en ambas zonas de producción de uva de calidad de la provincia de León, a pesar de algunas condiciones climáticas desfavorables, sean tan desastrosos como denotan los datos oficiales de las denominaciones de origen. Lo que realmente ha ocurrido es que una parte importantísima de la producción de uva de la provincia se ha vendido a otras zonas productoras, incluida Castilla La Mancha por insólito que parezca, y se ha vendido a bodegas que etiquetan como “Vino de Castilla y León” o simplemente como vino de mesa. En el caso de la “D.O León” las bodegas inscritas no han comprado la producción de uva de todas las viñas inscritas, y los viticultores han tenido que vender, a “precios de derribo”, al primer comprador que han podido. En el caso del Bierzo, la fuga de uva no ha sido tan elevada, y lo que se ha producido es una “desatención de la viña” por parte de viticultores no profesionales, a la vez que se cuenta con un censo de viñedo “inflado” que distorsiona los datos estadísticos.

ASAJA León pide a todo el sector una reflexión serena y un posterior cambio radical en el modelo de negocio para poner en valor la uva y el vino de la provincia de León, donde se marque como objetivo crecer en superficie y volumen, etiquetar la totalidad de la producción que reúna los requisitos de calidad, vender productos de valor añadido y, consecuencia de todo ello, pagar por la uva precios remuneradores acordes con los que se manejan en las zonas de producción limítrofes a las nuestras.