Aunque los cereales fueron los cultivos más afectados por el pedrisco también han resultado afectados frutales y viñas, que ya habían sufrido con anterioridad heladas, además de algún cultivo hortícola, sobre todo en la Zona Media y algunas localidades de Tierra Estella y de la parte nororiental de Navarra.

Las intensas precipitaciones acompañadas de granizo producidas la pasada semana afectaron a una superficie de cerca de 5.000 hectáreas de cereal, según una primera estimación, y en menor medida resultaron dañados frutales y viñas, además de algún cultivo hortícola como las alcachofas y parcelas recientemente plantadas de tomate y pimiento. Resultaron afectadas, especialmente, plantaciones de la zona media, con dos ramificaciones hacia Tierra Estella y hacia la zona nororiental de Navarra.

El Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local considera el seguro agrario como el mejor instrumento al alcance del agricultor y ganadero para dar cobertura a los riesgos a los que están expuestas sus explotaciones, por lo que no procede plantear ayudas complementarias, y desea recordar a los agricultores la importancia de asegurar sus cultivos ante estos episodios recurrentes.

Además, se está peritando la helada en las viñas que tuvo lugar el fin de semana del 30 de abril en donde han sido determinadas unas 2.800 hectáreas afectadas y se estima un importe de indemnización entorno a los 3,7 millones de €, con un daño medio del 70%. En este caso, los municipios con una superficie de daños significativa y superior a las 100 ha. son Echauri, Egüés, Pamplona, Los Arcos, Bargota, Igúzquiza, Viana, Villamayor de Monjardín, Tafalla, Andosilla, Cascante y Peralta.

El cultivo del que se han recibido más partes de siniestro por el pedrisco ha sido el cereal (trigo y cebada fundamentalmente y en menor medida otros cultivos herbáceos como colza, guisantes y vezas) con una superficie siniestrada hasta la fecha de 5.000 Ha. También se han reportado daños en superficies inferiores de frutales (manzanos, pera, melocotón, endrino, cereza), viña, hortalizas y olivar, y también se han visto afectadas, en menor medida, las plantaciones más tempranas de tomate y pimiento, las alcachofas, con la recolección a punto de finalizar, y la lechuga.

Ante esta situación el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local verificará que todas las producciones agrícolas dañadas eran asegurables, e instará a Agroseguro a que lleve a cabo las tasaciones y la determinación y abono de las indemnizaciones a la mayor brevedad posible.