La Asociación Grandes Pagos de España (GPE) lamenta profundamente el fallecimiento de Carlos Falcó, Marqués de Griñón, fundador de Grandes Pagos de España y Presidente de Honor desde 2017, y ofrece su más sentido pésame a sus familiares y seres queridos.

Es una gran pérdida.

Carlos Falcó, marqués de Griñón, ha fallecido el pasado 20 de marzo en Madrid a los 83 años, víctima de la pandemia de coronavirus que está afectando de manera tan dolorosa a nuestro país. El marqués de Griñón ha sido uno de los personajes más influyentes y carismáticos del escenario del vino y la viticultura en España durante el último medio siglo, y se puede decir que su visión y su iniciativa han sido los que han puesto en marcha la más importante revolución de ese mundo –de histórica importancia en nuestra cultura y nuestra economía- en los últimos siglos.

Ingeniero agrónomo formado en la Universidad de California-Davis, este grande de España, descendiente de una familia con una relación muchas veces centenaria con nuestro campo, trajo del Nuevo Mundo una concepción del vino que recuperaba, modernizándolas, tradiciones olvidadas en gran parte de nuestro país: el vino basado en la producción propia de uvas sobre un terruño determinado y que deriva de él su personalidad. A la vez, creando fincas vitícolas en Toledo y en la sierra de Madrid, reivindicó zonas lejanas de las más famosas de la época y sirvió de inspiración a viticultores y bodegueros de todo el país.

Esa idea del vino ‘de pago’, existente en Andalucía hace más de 20 siglos y siempre presente en países como Francia, Italia o Alemania, resurgió en España tras la iniciativa del marqués de Griñón en Malpica de Tajo. En el año 2000 fundó Grandes Pagos de Castilla, asociación que agrupaba a los seguidores de ese concepto en las dos Castillas y que se transformó en Grandes Pagos de España al agrupar a fincas vitícolas de prestigio y conexión con su terruño en todo el país.

Deja tras de sí el legado de una vida entera dedicada al vino. Muchas gracias por tu ejemplo.

Grandes Pagos de España es una asociación sin ánimo de lucro en la que se aglomeran los mejores vinos de pago, de máxima calidad y prestigio, basados en la singularidad que aportan los suelos y el clima: “Grandes Pagos España, vinos que encierran en cada botella la expresión del terruño”.