La ministra Isabel García Tejerina ha anunciado que son ya 12 los parajes singulares que se aprueban, mediante una Orden Ministerial de próxima publicación. Concretamente: “Vinyes de Can Martí”, “Turó d’en Mota”, “Serral del Vell”, “Vallcirera”, “La Capella”, “Can Sala”, “La Pleta”, “El Tros Nou”, “La Fideuera”, “Can Prats”, “Terroja” y “Font de Jui”.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha afirmado que el cava se ha convertido en un embajador de lujo en el mundo para el sector agroalimentario español, que está marcando records históricos de exportación.

García Tejerina, que ha participado en el acto de entrega de los II Premios de Excelencia del Cava que se ha celebrado en Villafranca del Penedés en Barcelona, ha destacado la relevancia de aquellas actuaciones orientadas a dotar de mayor valor a las producciones, para adaptarlas a las exigencias del consumidor, como en el caso de la iniciativa promovida por el Consejo Regulador del Cava, al proponer una nueva categoría denominada cava de “Paraje Calificado”.

Una propuesta, ha explicado García Tejerina, que se valoró de forma positiva en el Ministerio, que procedió a incluirla en la Ley de Denominaciones de Origen Supra-autonómicas. Una nueva figura, ha subrayado la ministra, que significa un paso más hacia la revalorización de un vino español ya de por si extraordinario.

También ha destacado la agilidad con la que se enviaron las solicitudes para el reconocimiento de esta categoría, y ha anunciado que son ya 12 los parajes que se aprueban, mediante una Orden Ministerial de próxima publicación. Concretamente: “Vinyes de Can Martí”, “Turó d’en Mota”, “Serral del Vell”, “Vallcirera”, “La Capella”, “Can Sala”, “La Pleta”, “El Tros Nou”, “La Fideuera”, “Can Prats”, “Terroja” y “Font de Jui”.

Para Pedro Bonet, presidente del Consejo Regulador del Cava “Ha sido un minucioso proceso de trabajo por parte de las empresas, del Consejo Regulador y del Ministerio de Agricultura durante los últimos tres años”.

Ya en junio de 2016, el Consejo Regulador organizó la presentación internacional de esta nueva categoría donde explicó sus especificidades tras la publicación del Pliego de Condiciones a los medios de comunicación y al sector. Una vez publicado el Real Decreto que desarrolla sus requisitos, en marzo de 2017, se empezó a recibir la documentación definitiva por parte de las empresas y posteriormente se enviaron al Ministerio para su aprobación.

Durante este periodo, las empresas han recibido asesoramiento por parte del Consejo Regulador para elaborar sus dosieres de candidatura de cada paraje. Posteriormente, las empresas han presentado sus candidatos a cavas de paraje calificados que han sido catados por un comité de expertos .

La cata de Cava de Paraje Calificado es singular. Pretende examinar los diferentes aspectos de un cava como color, aspecto visual y textura del carbónico, complejidad, persistencia y evolución de los aromas, estructura y balance. Está concebido con estos atributos para ser representativos de una singularidad, un paraje.

Una vez realizada la cata se han enviado las solicitudes al Ministerio de Agricultura y que, una vez examinadas ha procedido a su reconocimiento.

El siguiente paso es el correcto etiquetado de las botellas para poder dispensar los distintivos de control del Consejo Regulador del Cava especialmente creados para esta categoría. A partir de ese momento se podrán comercializar en todos los mercados. El proceso de solicitudes a Cava de Paraje calificado está abierto a presentación de candidaturas en segunda fase.

En palabras de Pedro Bonet ,“el Cava de Paraje Calificado representa la cúspide de la pirámide de calidad de los vinos espumosos a nivel mundial y culmina con proceso de reconocimiento global de la excelencia de los cavas Premium”.