El Grupo Araex nace en 1993 como departamento de exportación común de varias bodegas de La Rioja alavesa. En 2005 se convierte en el primer grupo de promoción y comercialización de vinos de esta región productora, con el 20,2% del total de la exportación de la subzona, uno de los motivos que llevó a Mercados del Vino y la Distribución a concederle, en 2009, el Premio a la Mejor Actividad Exportadora.

El año que termina ha sido complicado para el sector, sobre todo en el mercado nacional, donde se ha acusado más el descenso en el consumo, especialmente en restauración. ¿Qué balance harían en cuanto a las cifras del grupo?
– Los mercados internacionales han llevado una tendencia más positiva que el nacional, debido a una mejor situación frente a la crisis económica actual, que también les afecta. Otro factor clave en esta tendencia es el interés que están mostrando por variedades autóctonas de España y su posicionamiento muy competitivo frente a Francia e Italia.

Por lo que se refiere al consumo en los distintos canales, hay que señalar que el foodservice (Horeca) tiene una cuota en los mercados exteriores muy inferior al peso que dicho canal tiene en España. Hablamos del 15%-25%, en el mejor de los casos, del total de ventas.

Sus vinos han estado presentes recientemente en Vinexpo (Hong Kong). Acaban de firmar contratos en Norteamérica y también están presentes en el mercado británico, además de en otros países. ¿La internacionalización es un pilar importante para la buena marcha del negocio?
– Era crítica y hoy todavía lo es más, si cabe. Si analizamos las empresas del sector del vino, observamos que aquellas con posición financiera fuerte son las que una parte importante de sus ventas está en los mercados exteriores.

No obstante, considero que muchas de las empresas españolas del sector deberían unirse o asociarse mediante consorcios o alianzas interempresariales para poder hacer frente a la salida al exterior. Digo esto por el tamaño de las bodegas como mi­croempresa.

¿Qué medidas habría que tomar para relanzar el consumo en restauración en España?
– No cabe duda de que las regulaciones actuales han influido en dicho consumo. Ahora bien, debería haber un acuerdo entre el sector productor y el de restauración para poder trabajar desde una misma posición en aspectos como márgenes, generación de economías de escala para el sector, etc.

Los vinos del grupo han recibido numerosos premios. ¿Cuál es el secreto de su éxito?
– En primer lugar, las prácticas sostenibles llevadas a cabo en la viticultura, unidas al mantenimiento y el cultivo de viñedos con una edad óptima para obtener la calidad que queremos con nuestros vinos. Además de esa selección del viñedo, en muchos casos se lleva a cabo otra de la uva en bodega y se desarrolla una labor exhaustiva a la hora de elegir las barricas de una tonelería concreta y el origen de esa madera. También llevamos a cabo paneles de cata para conocer lo que demandan los mercados y, por tanto, tratar de entender ese concepto subjetivo que es la calidad.

Controles de calidad, proyectos de I+D y compromiso con la producción sostenible están presentes en sus bodegas, ¿es una forma de diferenciarse del resto o es más bien una filosofía de trabajo?
– Innovar es crecer. En un sector donde es tan difícil la diferenciación, la innovación es un punto crítico, por lo que tratamos de integrarla en nuestra filosofía de trabajo.

Ferran Adrià ha elegido Luis Cañas, Pazo de Señorans y Amaren para su nuevo restaurante, que abrirá este año, será una plataforma para potenciar sus ventas en todo el mundo.
– La gastronomía española goza de una posición líder en países como Estados Unidos y El Bulli de Ferran Adrià ha sido elegido durante varios años el mejor restaurante del mundo por la publicación británica Restaurant. Hablamos de una figura muy importante para todo lo que sea comunicación del “Made in Spain” y, por tanto, seguro que el incremento en la difusión de la imagen de nuestros vinos repercutirá en las ventas finales.

¿Cuáles son sus expectativas de cara a este año?
– Nos hemos marcado unos objetivos de crecimiento bastante ambiciosos, en línea con lo conseguido en 2009 y 2010. Además, iniciaremos un proyecto de grupo donde hemos depositado grandes expectativas tanto nacional como internacionalmente.