Mercados del Vino y la Distribución entrevistó al secretario General de la Organización Mundial del Turismo, Zurab Pololikashvili para tratar el enoturismo en el mundo.

MVD. ¿Cuáles son las cifras del enoturismo en el mundo?

Zurab Pololikashvili (Z.P.). Los estudios sobre este tipo de turismo van lentamente en aumento y confiamos en que, a medida que siga creciendo este segmento específico, también lo haga el conocimiento concreto en torno al mismo. Los principales destinos enoturísticos destacan, por ejemplo, a Estados Unidos, que sólo en 2014 atrajo a más de 15 millones de viajeros, de los que un alto número era estadounidense, motivados a viajar exclusivamente por motivos enoturísticos.

Francia, donde el mercado nacional tiene un menor peso, recibe una media de 10 millones de enoturistas, Italia contabiliza unos 5 millones, Argentina 1,5 millones (proporcionalmente importante ya que en total recibe 5 millones) y España recibe 2,1 millones.

El hecho de que naciones con tanta tradición en vino como España, Francia e Italia reciban tan pocos enoturistas refleja el  potencial de crecimiento de este segmento, aunque también puede sugerir que la medición debe ajustarse a nuevas tendencias en los mercados.

MVD. ¿Cómo ha evolucionado en los últimos años?

Z.P. No cabe duda de que el enoturismo es un segmento en crecimiento, que ofrece inmensas oportunidades de diversificar la demanda y abre numerosas oportunidades de negocio a los productores. Asimismo, se ha convertido en un componente clave a incluso dinamizador dentro del turismo gastronómico y en un pilar de las estrategias de diversificación de numerosos destinos. Esto constituye una oportunidad única para descubrir la riqueza de la cultura local y para intercambiar ideas innovadoras sobre la promoción del enoturismo entre aquellos destinos que cuentan con experiencia y aquellos con alto potencial en este segmento.

Para fomentar su desarrollo, en septiembre de 2015 la OMT puso en marcha la Red de Gastronomía de la OMT. En este contexto, la OMT está elaborando un Prototipo de Turismo Enológico en España, que incluye el análisis de la situación actual del enoturismo, en comparación con otros mercados, y el diseño de un modelo innovador de desarrollo de productos centrados en la integración de las bodegas en el patrimonio cultural, económico, social y medioambiental de su zona de influencia.

MVD. ¿Cuáles son los países que destacan en este sector?

Z.P. La gran mayoría de expertos señala que el enoturismo está relacionado con todas las actividades de turismo que se puedan desarrollar en una región que haya incorporado a la industria del vino como catalizador y dinamizador de los activos regionales donde se integran las bodegas.

Para la creación de una experiencia óptima se considera fundamental potenciar la gastronomía. Son ámbitos que se refuerzan mutuamente, aliados naturales que además aportan información relevante y diversa sobre un destino.

Dos destinos turísticos que destacan por estar tratando muy bien estos aspectos son Sudáfrica y Napa Valley, en Estados Unidos. Existen regiones con muchas oportunidades para crear una gran oferta de turismo de bodega, pero para ello hay que diseñar la oferta de manera integrada y tener muy presente los vínculos con la cultura y gastronomía. España naturalmente ha iniciado esta ruta con creciente éxito, integrando además la vertiente cultural a través del diseño y la arquitectura, por ejemplo, si nos fijamos en que algunas bodegas no sólo atraen a visitantes por sus vinos, sino por la transformación de sus instalaciones y de su entorno. La cadena de valor del enoturismo es mayor de lo que se sospecha a primera vista.

MVD. ¿Cuáles son las previsiones de crecimiento a corto, medio y largo plazo?

Z.P. Muchos gobiernos están apostando por este tipo de turismo con el fin de atraer a un número creciente de personas y por el que se obtienen claros beneficios. Actualmente, los turistas se sienten más que nunca atraídos por la autenticidad de un destino. Y pocas cosas son más auténticas que la gastronomía y el vino, son una parte integral e inseparable del destino.

MVD. ¿Cuáles son las claves para que un país pueda conseguir una presencia importante en esta actividad?

Para que un destino destaque por su oferta enoturística es muy importante el apoyo institucional que permita desarrollar una oferta turística completa y competitiva e incluirla en sus estrategias de promoción.

También en el desarrollo del turismo enológico, debemos resaltar la importancia de la cooperación público-privada. Así, por ejemplo, la creación de rutas enológicas no sería posible sin el firme compromiso y trabajo conjunto de las instituciones privadas y las instituciones gubernamentales.

Por otro lado, es fundamental la relación con líderes de opinión y medios de comunicación para conseguir primero una visibilidad y posteriormente un posicionamiento adecuado. Por ello cada destino debe personalizar sus mensajes, destacando la identidad de la región y su singularidad, los aspectos propios del estilo de vida local, así como el entorno o la artesanía.