Mercados del Vino y la Distribución ha organizado el pasado 20 de marzo la Jornada Internacional ‘La comercialización del vino en un mundo global. España como país receptor’. Dicho encuentro, que recibió un gran apoyo por parte de los participantes y ponentes, se celebró en el Centro Cultural de los Ejércitos (Casino Militar) de Madrid. Es la primera vez que se analiza a España como un país receptor, pues siempre ha sido tratado en su papel de país productor y exportador, pero nunca como un país importador de vinos, algo que comienza a ser. Este mismo camino ya ha sido iniciado antes por otros países productores, como Francia, donde la importación ya representa un 4% del mercado, o Italia, ambos países productores, como España. En las jornadas quedó claro que en un mundo global los consumidores marcan el ritmo. Además, cada día son  más curiosos, quieren probar cosas nuevas y vivir nuevas experiencias.

Mercados del Vino y la Distribución ha organizado, el pasado 20 de marzo, la Jornada Internacional ‘La comercialización del vino en un mundo global. España como país receptor’. El interés de esta jornada ha residido en que por primera vez se organiza un encuentro en el que España tiene un papel protagonista como importador. De hecho, España es un país elaborador de vinos con marcado carácter impermeable. Además, existen grandes barreras de entrada para productores de otras latitudes. Y, sin embargo, el mundo es cada vez más global y el consumidor demanda vinos de todos los países. Los productores, a su vez, inician inversiones en otros continentes para cubrir la demanda de vino y para tener un tamaño crítico empresarial que les permita crecer y diversificar su oferta.

Para dilucidar cuestiones relacionadas con la llegada a España de vinos de otros países productores, ‘Mercados del vino y la Distribución’ ha promovido este encuentro para toda la cadena de valor.

En la Jornada se dieron cita los principales actores de este nuevo escenario, como representantes de países productores, de grupos bodegueros españoles con intereses fuera de nuestras fronteras, de entidades financieras y gestión de riesgo comercial, de asociaciones sectoriales, de grandes y pequeños distribuidores, de importadores, de tiendas especializadas, de sumilleres o de medios de comunicación.

Mónica Muñoz, presidente de CEV fue la encargada de dar la bienvenida a todos los asistentes, en su discurso que publicamos a continuación, habló sobre la globalización y las oportunidades de negocio que ha traído para las empresas en general y para el sector del vino en particular. No es de extrañar que la globalización se haya convertido en una de las cuestiones con más referencias en cualquier informe sobre economía internacional. Actualmente vivimos en un mundo globalizado cuyos mercados están cada vez más conectados, lo que permite, entre otros aspectos, aprovechar las oportunidades de aplicar economías de escala, el reparto geográfico del proceso productivo, el desarrollo de nuevos productos, mejorar los procesos. En conclusión, ser más eficientes para maximizar las ventajas comparativas.

En este sentido, no solo las exportaciones son un elemento clave del crecimiento económico, sino que las importaciones también constituyen un factor relevante, desde el momento en que implican importación de capital productivo, modos de producción y organización, tecnologías, y conocimientos avanzados, convirtiéndose así en un mecanismo de transformación de tecnología.

Las multinacionales han jugado un papel precursor en el proceso de globalización al ampliar mercados para las empresas y aumentar la competencia entre ellas, creando enormes oportunidades para éstas, pero también retos y conflictos por los ajustes y transformaciones en los países, y por los peligros derivados de la formación de oligopolios y monopolios.

En el sector del vino esta circunstancia no difiere del resto. Los productores españoles inician inversiones en otros continentes para cubrir la demanda de vino y para conseguir un tamaño critico relevante. Los consumidores, dinamizados por las inversiones, publicas y privadas, se inician en la demanda sin complejos y no tienen pudor a la hora de saltar de un vino de Rioja o Ribera a otro sudafricano, australiano o argentino, sino todo lo contrario. Todas estas variables conjuntas presentan ahora, como nunca antes, una oportunidad para el resto de países productores de conquistar un mercado hasta ahora muy estrecho.

A lo largo de la jornada de hoy vamos a descubrir estas circunstancias y como trabajar en España para que se produzca una clara apertura del mercado local a las bodegas del mundo. Veremos cómo afronta la distribución este nuevo reto, ¿quién debe activar el consumo de los vinos?, ¿qué hacen las bodegas extranjeras para promocionar sus vinos?, ¿qué papel juegan las consejerías comerciales?, ¿qué papel tienen las organizaciones sectoriales?

Un debate apasionante que nos llevará toda una jornada. Participen sin pudor. Esa es la riqueza.

“En un mercado que en general no crece, el vino importado aumentó una media del 7% en los últimos cinco años”

En primer lugar, se contó con las exposiciones de María Castroviejo, Senior Analyst Sector Bebidas de Rabobank, que habló sobre ‘España como país receptor, cambios en el mapa mundial y en el consumidor’. Así como con la de José Antonio Vidal, presidente de la Asociación Española de Enoturismo, que planteó ‘El impacto del turismo en esta globalización’.

María Castroviejo, apuntó en su conferencia que, aunque su volumen es escaso, pues solo representan en torno al 5% del total, las importaciones de vino en España son, o no, importantes dependiendo de para quién.

Así, Castroviejo destacó que el vino importando tiene dos atractivos: por un lado se vende de media un 50% más caro que el vino nacional, llegando al doble en el caso de los espumosos; por otro, en un mercado que en general no crece, el vino importado aumentó una media del 7% en los últimos cinco años. De esta manera, ambas cosas hacen del vino de importación un segmento pequeño pero muy atractivo.

Así, en cuanto al factor precio, la Senior Analys de Rabobank subrayó como elemento interesante el la proporción de vino importado vendido en el canal HORECA sea más alta en importados que en el vino nacional, algo ligado a que son vinos premium. Así, no es un segmento con un volumen hoy por hoy importante, pero si con tendencias muy atractivas.

Catroviejo aseguro que “esto se ha generado porque hay elementos de la sociedad española que han permitido este cambio, la economía española del vino siembre ha sido muy internacional, hay bodegas españolas que han invertido en otros países, una tendencia que cada día crece y eso facilita la apertura. Además, la cantidad de extranjeros que visita nuestro país es enorme, los hay que tienen una segunda vivienda en España o, incluso que se han venido a vivir aquí. Sumados son muchos y traen otros hábitos, se abren comercios que quieren ofrecerles sus productos…”

La experta continuó diciendo que “lo determinante ha sido Internet, que ha hecho que la relación del español con el vino de fuera cambie, y no tanto por lo que compra mediante internet, que puede ser pequeño, sino porque nos pasamos horas informándonos sobre distintos vinos, bodegas, visitando blogs, mirando opiniones… y así aumenta la accesibilidad a unos productos que antes no se tenía, esto ha sido muy importante”.

Respecto a las perspectivas, Castroviejo opina que, en primer lugar, la demanda de vino de importación seguirá creciendo, principalmente debido a como está evolucionando el consumidor español, que en los últimos años consumió vinos un poco más caros, algo que se refleja en que el precio medio por botella va creciendo.

En segundo lugar indicó que –una vez más- está Internet:” las compras en Internet de alimentación y de vino en particular van a seguir aumentando, porque en la actualidad quién está comprando vino por Internet es gente de más de 40 años; sin embargo, las personas que más compran por internet otro tipo de productos tienen menos de 35. Y además coincide con que se bebe más vino a partir de los 35 años que en edades más tempranas, entonces, cuándo estas generaciones que hacen más uso de Internet lleguen a la edad de consumir más vino, harán crecer el proceso actual. Insisto en que no es solo el cerrar la operación, sino todo el proceso de información”, dijo.

¿Cuáles son los elementos que -en opinión de Castroviejo- actúan en contra la tendencia antes expuesta?, principalmente uno: el precio. ”Estamos hablando de vinos del segmento Premium, más caros y, por lo tanto, más sensibles a los cambios del ciclo económico; si se entra en una recesión la confianza del consumidor se deteriora y apostará por vinos algo más baratos, lo que perjudicaría al vino de importación más que al nacional, que se vende menos precio. El segundo elemento es que en este país hay una riqueza de vino indiscutible, gracias a la cual el consumidor no tiene porque irse fuera para beber un buen vino. Vamos a seguir consumiendo vino nacional, pero podemos irnos al 10% al 8% o al 15% de importado, lo que puede ser un negocio muy rentable”, concluyó.

“El turismo no tiene fronteras, no distingue razas, no distingue religiones”

En cuanto a José Antonio Vidal, presidente de la Asociación Española de Enoturismo, comenzó destacando la relación entre turismo y globalización. “Casi puedo afirmar con seguridad que el turismo es el sector que mejor y mayormente representa la globalización; desde sus inicios, el turismo no tiene fronteras, no distingue razas, no distingue religiones, somos las personas las que estamos interesas en integrarnos y comunicarnos. Y si el turismo es una actividad que proporciona bienestar, el enoturismo es la industria de la felicidad”.

Vidal recordó que su asociación lleva tres años trabajando para incrementar el enoturismo en España. “Nacimos después de analizar el enoturismo en España. En total de los movimientos turísticos 83 millones de turistas en 2017, tan solo un 1% por ciento se desplazaron a entornos vinícolas; y en cuanto a ingresos, España obtuvo 68 millones de euros”.

El presidente de la Asociación Española de Enoturismo insistió en conceptos novedosos en el ámbito empresarial. “Todo lo corta el patrón de la innovación, gobernanza y estrategia. La gobernanza se sostiene en la sostenibilidad, muy relacionada con la economía circular, pretende convertir el desecho en reutilización. La sostenibilidad es presente, pero sobre todo es futuro, ya se puede decir que los negocios sostenibles son rentables, pero es que a medio y largo plazo serán los más rentables. Es decir, o nos ponemos a ello o nos quedaremos fuera”.

“Otro aspecto muy importante, además de la innovación y la sostenibilidad -prosiguió Vidal-, es la coopetitividad entre los actores del sector. ¿Qué significa la coopetitividad?, competir desde la colaboración, dejemos de vernos como enemigos y unirnos para crecer todos juntos. Y no solo cooperando sino coocreando, ¿y como un competidor puede coocrear con otro competidor?, pues creando productos para el mercado en los que todos participen de una manera consensuada. De esta manera presentamos en Tour España, en Fitur, nuestra primera batería de productos bajo la marca Wine Tour Delivering Collection: La Cuna del español, Las catedrales del vino y Basquet Gourmet. Cada uno de ellos lleva embajadores un embajador, en La cuna del español Mario Vargas Llosa, en Las catedrales Rafael Moneo y en Vasco gourmet Rafael Ansón”.

Vidal informó que en septiembre del año pasado, en Moldavia, tuvo lugar la tercera conferencia global sobre enoturismo que organiza Naciones Unidas. Allí se creó un grupo de trabajo de 10 países que están empezando a trabajar en formato Delfi, “para saber de qué estamos hablando y estar de acuerdo todos en la terminología y cuando lleguemos a concretar nuevos productos entre países, llevará también a la mayor venta de productos entre los diferentes países”.

A continuación se desarrollaron cinco mesas redondas. La primera, moderada por Jaime Lamo de Espinosa, abordó el tema ‘Cómo afrontan los distintos países esta oportunidad de nuevo negocio en España’. La segunda mesa trató sobre ‘Las medidas que está tomando la distribución y el canal HORECA para estar preparados para la nueva demanda’ y fue moderada por Javier Millán-Astray, director general de ANGED. En la tercera mesa redonda se habló de ‘Las nuevas tecnologías ante el reto de la distribución global’ y el moderador fue Alberto Fernández Bombín, periodista y propietario de ‘Asturianos’,

La cuarta mesa redonda trató sobre ‘Los importadores y sus necesidades’ y estuvo moderada por Salvador Manjón, director de La Semana Vitivinícola, Y, por último, en la quinta mesa redonda moderada por Alejandro Gandía, director comercial Iberia y Marketing de CESCE, se trató el tema ‘Las bodegas españolas ante este reto, los ‘players’ mundiales’.

La Jornada ha contado con el patrocinio de Meddis, CESCE, Vila Viniteca, Araex, y Vinación Wine Group; y la colaboración del Centro Cultural de los Ejércitos y del Ayuntamiento de Guijuelo.

Además, en un pequeño show-room, los asistentes tuvieron la ocasión de catar vinos de otros países .

Vinos ofrecidos por Vila Viniteca

CHATEAU ROCHEYRON 2012 (100 % DE DESC). SAINT-ÉMILION (FRANCIA)

LA FLEUR DE ROCHEYRON 2013 (100 % DE DESC.) SAINT-ÉMILION (FRANCIA)

CERETTO MOSCATO D’ASTI 2018 (100 % DE DESC.) PIAMONTE (ITALIA)

NIEPOORT 10 YEARS (3/8) (100 % DE DESC.) OPORTO, (PORTUGAL)

NIEPOORT LBV 2014 (3/8) (100 % DE DESC.)                  OPORTO, (PORTUGAL)

TRIMBACH RIESLING 2015 (100 % DE DESC.)                 ALSACIA, (FRANCIA)

DROUHIN BOURGOGNE CHARDONNAY 2015 (MAGNUM) (100 % DE DESC.) BORGOÑA, (FRANCIA)

L.JADOT CHATEAU DES JACQUES MORGON 2014 (100 % DE DESC.) BORGOÑA, (FRANCIA)

DELAMOTTE BLANC DE BLANCS (100 % DE DESC.) CÔTE DE BLANCS (FRANCIA)

JABOULET COTE DU RHONE PARALLELE 45 ROUGE 2016 (100 % DE DESC.) CÔTES DU RHÔNE (FRANCIA)

THANISCH RIESLING TROCKEN 2016 (100 % DE DESC.) MOSELA (ALEMANIA)

MARCEL DEISS GEWURZTRAMINER 2015 (100 % DE DESC.) ALSACIA (FRANCIA)

GOBELSBURG GRUNER VELTLINER LOSS 2018 (100 % DE DESC.) NIEDERÖSTERREICH (AUSTRIA)

GRAND VILLAGE ROUGE 2015 (100 % DE DESC.) BURDEOS (FRANCIA)

KISTLER VINE HILL VINEYARD CHARDONNAY 2015 (100 % DE DESC.) RUSSIAN RIVER VALLEY (CALIFORNIA, EEUU)

PEDRO PARRA Y FAMILIA PENCOPOLITANO 2015 (100 % DE DESC) VALLE DEL MAULE (CHILE)

ALTA VISTA PREMIUM MALBEC 2017 (100 % DE DESC) MENDOZA (ARGENTINA)

MOVIA VELIKO BELO 2011 (100 % DE DESC) BRDA (ESLOVENIA)

TE MATA SAUVIGNON BLANC ESTATE VINEYARDS 2018 (100 % DE DESC.) HAWKES BAY (NUEVA ZELANDA)

PASAELI KARASAKIZ 6N MERLOT 2015 (100 % DE DESC.) EGE BOLGESI (TURQUÍA)

Vinos ofrecidos por Grupo Meddis

ATA RANGI. RARANGA SAUVIGNON BLANC 2017. MARTINBOROUGH (NUEVA ZELANDA)

PEGASUS BAY PINOT NOIR 2013. NORTH CANTERBURY (NUEVA ZELANDA)

SAXENBURG SHIRAZ 2011 EDICIÓN LIMITADA. STELLENBOSCH (SUDÁFRICA)

BOUCHARD FINLAYSON CROCODILE´S LAIR CHARDONNAY 2016. WALKER BAY (SUDÁFRICA)

BOUZA TANNAT A6 PARCELA ÚNICA 2016. WALKER BAY (SUDÁFRICA)

VENTISQUERO VÉRTICE 2014. COLCHAGUA (CHILE)

POMUM CELLARS CHARDONNAY 2016. WASHINGTON (ESTADOS UNIDOS)

JEAN RENÉ GERMANIER HUMAGNE ROUGE 2016. BALAVAUD (SUIZA)

ZLATAN OTOK POSIP WHITE 2017.  DALMACIA (CROACIA)

SCUREK MERLOT 2015. MEDANA (ESLOVENIA)

KTIMA GEROVASSILIOU MALAGOUSIA 2017.                  PANOMI (GRECIA)

Mónica Muñoz.
María Castroviejo


José Antonio Vidal

Momento de la cata

Degustación.