Los  anticipos contemplados por la Comisión van a permitir en España un adelanto de las ayudas directas de alrededor de 3.280 millones de euros. La Comisión ha aceptado esta propuesta, presentada por España y otros Estados miembros, como consecuencia de la grave sequía y de otras condiciones climáticas adversas.

La Comisión Europea ha aprobado la Decisión de Ejecución que permite incrementar el porcentaje de anticipos de las ayudas directas para la campaña 2017, que se podrán abonar a partir del 16 de octubre, como consecuencia de la grave sequía que afecta a España y de otras condiciones climáticas adversas.

De esta forma, se podrá abonar el 70% para las líneas de ayudas directas, incluidas en el primer pilar de la Política Agrícola Común (PAC), siempre que se hayan finalizado los oportunos controles establecidos en la legislación vigente. Asimismo, se podrá abonar el 85 por ciento de las ayudas de Desarrollo Rural. En este sentido, conviene precisar que el resto de los pagos directos de la campaña 2017 de la PAC se realizarán a partir del 1 de diciembre.

En el caso de España, estos anticipos van a permitir un adelanto de las ayudas directas de alrededor de 3.280 millones de euros, del total de 4.926 millones que se tiene previsto abonar a los agricultores en la campaña 2017. Se estima que esta medida puede beneficiar a unos 745.000 agricultores que han presentado la Solicitud Única en 2017.

Dentro de los 3.280 millones de euros estimados, destaca el anticipo del régimen del régimen de pago básico que, junto con el pago verde, puede suponer un adelanto de más de 2.873 millones de euros.

Por otra parte, la Comisión Europea también ha aprobado otra Decisión de Ejecución que permite a los ganaderos, con carácter excepcional, utilizar para el pastoreo tierras que se encuentran en barbecho y que han sido declaradas como superficies de interés ecológico en el marco del greening.  Se trata de una práctica que no está permitida de manera ordinaria para el cobro del greening en este tipo de superficies.

Esta decisión se ha tomado ante el agostamiento prematuro de los pastos y el escaso desarrollo de los cultivos forrajeros, como consecuencia de las altas temperaturas y la ausencia de precipitaciones. En concreto, la Decisión de la Comisión concede a cada Estado miembro la posibilidad de definir las regiones afectadas por las condiciones climatológicas adversas en las que va a ser posible aplicar esta excepción en el pago del greening para la campaña 2017.